| Noticias

Asesinaron al hermano de la víctima del triple crimen de Rosario

Un adolescente de 17 años, hermano de una de las víctimas del triple crimen de Rosario cometido en el Año Nuevo de 2012, fue asesinado de un balazo en el estómago cuando se movilizaba en una moto.

Fue atacado desde un vehículo en esa ciudad santafesina según informaron fuentes policiales.

Se trata de Jairo Trasante (17), quien según la Policía era hermano de Jeremías Trasante (17), uno de los tres jóvenes asesinados en Villa Moreno, hace poco más de dos años.

Fuentes policiales informaron a Télam que Jairo fue baleado esta mañana a alrededor de las 6.30 cuando circulaba en su moto por Zeballos y Dorrego, en el centro rosarino.

De acuerdo a los testigos, el adolescente fue perseguido por un hombre que iba en un vehículo y con el que aparentemente había discutido poco antes un boliche de la zona.

Según las fuentes, el agresor persiguió a Jairo, le efectuó al menos un balazo en el estómago y luego huyó en el mismo vehículo en el que se movilizaba.

Tras la agresión, la víctima fue trasladada por una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencia Sanitaria (SIE) hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA), donde murió.

Jeremías Trasante fue asesinado cuando tenía la misma edad que su hermano Jairo el 1 de enero de 2012 junto Claudio “Mono” Suárez (19) y Adrián “Patom” Rodríguez (21), en una canchita de fútbol de Villa Moreno, en el sur rosarino.

En agosto del año pasado, la Justicia elevó a juicio oral la causa en la que se encuentran imputados como coautores de los homicidios Sergio “Quemado” Rodríguez, Brian “Pescadito” Sprío; Daniel “Teletubi” Delgado y Brian Damián Romero, alias “Damiancito”.

También está procesado por el mismo delito, pero en calidad de partícipe necesario, Mauricio Ezequiel Palavecino, quien la noche del triple crimen conducía el vehículo en el que se movilizaba la banda de “Quemado”, imputada de ejecutar los homicidios.

De acuerdo a la investigación, el triple crimen fue el eslabón final de una cadena tiroteos y venganzas entre grupos enfrentados de Villa Moreno y que se disputaban negocios vinculados al tráfico de drogas y otros ilícitos.

Según la acusación, el origen de los enconos se inició en diciembre de 2011, cuando un joven de 17 años llamado Facundo Ozuna, que pertenecía a un grupo liderado por Ezequiel “Negro” Villalba, recibió ocho balazos en sus piernas.

Como respuesta a ese ataque, Maximilano Rodríguez (25), conocido como “El Hijo del Quemado”, fue baleado en la madrugada del 1 de enero de 2012 mientras conducía su BMW junto a su novia en la zona sur de Rosario.

Desde el hospital donde lo atendieron por tres heridas de bala, el joven identificó entre sus atacantes al “Negro” Ezequiel y a
un tal “Danonino”, que serían quienes esa madrugada dispararon desde una moto contra el vehículo de “Quemadito” Rodríguez.

En el auto de procesamiento, la Justicia entendió que en venganza a ese ataque Sergio Rodríguez fue hasta una canchita de fútbol de Villa Moreno en busca de Villalba, y asesinó por error a los tres militantes del Frente Popular Darío Santillán junto a Sprío, Romero y Delgado.


Compartir: