| Noticias

Violento robo en un micro que venía del Chaco en tour de compras

Un violento asalto ocurrió esta madrugada a bordo de un micro que viajaba desde Chaco a Buenos Aires para realizar un tour de compras y dejó como saldo un pasajero baleado y un botín robado que superaría los 300 mil pesos.

El violento episodio se desencadenó esta madrugada, alrededor de las 5:00, sobre el kilómetro 66 de la ruta 9, a la altura de la localidad bonaerense de Campana, donde una pareja se hizo pasar como pasajeros del tour cuando en realidad se trataba de de delincuentes que aprovechando la sorpresa, encañonaron al chofer y cometieron el atraco.

Fuentes policiales confirmaron que en el momento del robo, viajaban unas 40 personas en el micro que el lunes había partido procedente Chaco.

Según el testimonio de los testigos, el hombre y la mujer se levantaron de sus asientos portando armas -algunos pasajeros hablaron de Itakas- y golpearon a una mujer y a un joven.

Además, a otro muchacho que habría intenado resistirse al robo y fue baleado en la pierna izquierda, por lo que posteriormente tuvo que ser derivado al hospital de Campana.

A la pareja luego se le unieron más delincuentes que seguían el micro desde un vehículo, y robaron según trascendió- unos 300 mil pesos en efectivo, joyas y distintas pertenencias de pasajeros que iban de tour de compras por los puestos Flores y Floresta.

Una pasajera que evitó dar su nombre aseguró a un canal de noticias que “los delincuentes lastimaron a una mujer, a un hombre lo cachetearon, y en reiteradas veces gatillaron en falso” las armas.

Otra pasajera aseguró que a raíz del hecho una joven perdió su embarazo de un mes y medio.

En tanto, el encargado del tour de compras dijo que los delincuentes “tenían todo preparado”, y que incluso le presentaron a él documentos de identidad falsos para así resguardar su identidad pensando en el atraco que tuvo lugar horas después de abordar el micro.

“A mi no se me pasa nunca un ladrón dentro del coche”, aseguró el encargado del tour al explicar cómo los delincuentes lo engañaron para suponer que iban de compras.


Compartir: