| Tema del día

Presos Vip II: narcos, asesinos y barra bravas de Independiente tienen privilegios

Presos armados con facas suben fotos a las redes sociales.

Presos armados con facas suben fotos a las redes sociales.

Por Ignacio Ramírez.-

La realidad de los privilegios pagos en las cárceles bonaerenses es un hecho. Las fotos en los perfiles personales de las redes sociales de varios reclusos de penales de la provincia de Buenos Aires no dejan de sorprender. Entre los principales perfiles figuran barrabravas de Independiente, asesinos y piratas del asfalto. En todos los casos demuestran la paradoja del mundo carcelario actual: presos con armas, télefonos celulares, drogas y dinero.

El primer caso que se dio a conocer fue el de Ariel Andrés Libertini Merlo (45) alias El Tano, en su perfil figura como John Dilinguer y es actualizado directamente desde el penal de Campana, donde está detenido.

Situación alejada de la explicación que dio el Servicio Penitenciario Bonaerense, que expresaba que las fotos en realidad habían sido subidas a la red social por penitenciarios descontentos con diferentes directores. El Tano Libertini está alojado en la Unidad Penal N° 41 de Campana,  y cumple condena por narcotráfico.

Le sigue un barra brava de Independiente que sueña con ir al próximo Mundial de Brasil. Alojado en el Penal de Olmos, el interno en su cuenta de Facebook demuestra la facilidad con que se mueve en el penal y los privilegios que tiene. En su perfil hay fotos de todos los sectores de la unidad, en la celda, en el patio del pabellón, en el sector de visita, en los pasillos y puertas de alta seguridad. También hace ostentación de las armas blancas que posee sus preciadas “facas”, también quema marihuana para sus seguidores, y hasta amenaza a gente con sus comentarios un tanto violentos. Este interno es Walter Javier Linardi Martinez (43), Alias Coco, integrante la barra brava del rojo, liderado por Bebote Alvarez. Pero también es considerado un pesado delincuente. Estuvo preso en 1997 acusado de haber asesinado a Waldo Rodríguez Hevia (25), un hincha de Racing muerto el 1 de junio de 1997, pero finalmente la Justicia lo liberó por falta de mérito.

Linardi había sido detenido en octubre de 1999 en Bolivia, cuando trasladaba 20 kilos de cocaína. Antes de ser juzgado por la Justicia boliviana logró fugar hacia el país, pero luego de traspasar la frontera fue atrapado por la Gendarmería Nacional.

El barra de los Diablos de Avellaneda, también está acusado por la Justicia de Uruguay de haber participado en setiembre de 1997 en el ataque a un Hospital de Montevideo cuando cuatro encapuchados armados pretendieron liberar a un delincuente internado y se enfrentaron con los custodios en un feroz tiroteo que tuvo con saldo un enfermero fallecido por la balacera.

Entre algunos de sus comentarios más representativos de la impunidad en la que se maneja: “Escuchando Temprano Chala Madre” ( mientras fuma porro en su celda) hasta a los cobanis teníamos apretados que nos mandábamos faso de pabellón a pabellón amigo te acordas?? De ves en cuando salía el sol x los barrios……….ke locuras que secuencias. Tantas…”

“Contra todo tipo de «basura» contratación a Bebote por priv. Para socios del rojo 50% descuentos. El guacho no tiene más berretines aparte tenemos que junta plata para el mundial…en está te banco Chichón aguanté el rojo do brasil.

Sobre dos facas: “Hoy fueron ganadoras. Activaron jajaja asco la cárcel pero siempre remando. Espero irme yaaaaaaaaa…..”