| Noticias

El acusado del robo al blindado se declaró inocente

Los custodios respondieron a los tiros a los asaltantes.

Los custodios respondieron a los tiros a los asaltantes.

El único detenido por el asalto a un camión de caudales cometido el lunes pasado en el partido bonaerense de Moreno, durante el cual fue asesinado un jubilado y otras seis personas resultaron heridas, declaró ante la Justicia y aseguró ser inocente.

Fuentes judiciales informaron que se trata de Manuel Gerardo Hernández (33), quien ayer a la tarde fue indagado por el fiscal de la causa, Gabriel Lorenzo, en la sede judicial situada en Ceballos 350, de dicho partido del noroeste del conurbano.

De acuerdo a los voceros, Hernández, asistido por un defensor oficial dijo al fiscal que él no tiene nada que ver con el hecho y dio su versión sobre dónde estuvo y qué hizo al momento del asalto, citas que ahora serán evacuadas por los investigadores.

La esposa de Hernández dijo que su marido es remisero y que cuando se produjo el robo al blindado él se encontraba en su casa durmiendo. “Nosotros vimos lo del robo por la tele, el estaba al lado mío”,dijo la mujer a periodistas.

Sin embargo, las fuentes consultadas precisaron que el acusado fue indagado como “coautor” de los delitos “homicidio criminis causa, tentativa de robo calificado y tentativa de homicidio”.

Tras la indagatoria, el fiscal Lorenzo pidió la detención formal de Hernández por esos cargos ante la Justicia de Garantías.

En tanto, los pesquisas aguardan los resultados de distintos peritajes, principalmente balísticos, para avanzar en la recolección de elementos de interés para la causa, al tiempo que continúan con las diligencias para identificar a los miembros de la banda que cometieron el atraco.

El asalto ocurrió a las 8.30 del lunes, cuando un grupo de delincuentes armados intentó robar el dinero transportado por un camión blindado de Prosegur detenido en la puerta de la sucursal del banco Supervielle situada en Nemesio Alvarez 248, de Moreno.

Los asaltantes -que se movilizaban en al menos dos vehículos- se tirotearon con los custodios del blindado y en medio de los disparos un jubilado que estaba en la cola del banco recibió un tiro que le provocó la muerte horas después.

También resultaron heridos dos de los portavalores y cuatro clientas de la entidad, tres de ellas embarazadas.


Compartir: