| Por los pasillos

Por la mamá desaparecida

María Laura Megna Tasada comienza a trabajar hoy en la Aduana de Rosario en el mismo puesto que tenía su mamá, desaparecida durante la dictadura. Dos meses atrás, el juez federal Héctor Zucchi ordenó esa medida sin antecedentes. Mientras que la disposición rubricada por el administrador de la AFIP, Ricardo Echegaray, es “el primer acto administrativo que reconoce la situación de desaparición de una empleada pública, durante la última dictadura militar”, destacó el abogado Marcelo Abaca, que patrocinó a la mujer de 37 años en la presentación judicial. “Estoy sumamente feliz, no tengo miedo y creo que este logro no me queda grande”, dijo, orgullosa, María Laura, al lograr el derecho que esperaba hace tiempo, informó Rosario 12.


Compartir: