| Noticias

Vinader fue indagado por el crimen de Araceli y seguirá detenido

Vinader seguirá preso hasta que se resuelva su situación procesal.

Vinader seguirá preso hasta que se resuelva su situación procesal.

El ex suboficial de la prefectura Naval Argentina (PNA) Walter Vinader, detenido por el crimen de la joven Araceli Ramos, encontrada asesinada hace 12 días en el partido bonaerense de La Matanza, se declaró inocente del homicidio y seguirá preso, informaron fuentes judiciales.

El acusado fue indagado durante cuatro horas por el fiscal de Instrucción 6 de San Martín, Enrique Velasco Cerviño, quien le amplió la imputación a “privación ilegal de la libertad seguida de muerte”.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que Vinader (38) se declaró inocente del crimen de Araceli (19), tras lo cual seguirá detenido hasta que el fiscal resuelva su situación procesal.

El ex suboficial de la PNA ya había sido indagado por Velasco Cerviño pero por el delito de “privación ilegal de la libertad agravada”, ya que en ese momento la joven aún no había sido encontrada asesinada.

Vinader también está imputado de la “privación ilegal de la libertad agravada” de la desaparecida Aida Amoroso (81), dueña de la casa de la localidad bonaerense de Caseros adonde Araceli fue convocada para una supuesta entrevista laboral el día en que fue vista con vida por última vez.

Amoroso también era la madre de Emilio Rezzónico, quien estuvo hace unos años detenido junto a Vinader y luego falleció en circunstancias que aun se investigan.

La anciana y su hijo convivían en la casa de Caseros, situada en Puán 3754, y los pesquisas creen que tras la muerte de Rezzónico, Vinader se quiso quedar con ese inmueble.

De hecho, en la vivienda del imputado, ubicada Cañada de Gómez 2237 del barrio porteño de Mataderos, los investigadores secuestraron la escritura de la casa de Caseros y el certificado de defunción de Rezzónico.

Además, se investiga si Vinader está vinculado al crimen de Verónica Celeste Fernández (32), hallada asesinada el 24 de noviembre del año pasado en Vicente López.

Al analizar las fotografías de la escena del crimen de Fernández, los investigadores concluyeron que la víctima tenía el mismo tipo de ataduras que Araceli y descubrieron que cerca del cadáver apareció un carrito plegable que pudo haber sido usado para el traslado del cuerpo.


Compartir: