| Noticias

El viernes próximo comienzan los alegatos en el juicio por Walter Bulacio

Walter murió por los golpes que le dieron en la comisaría.

Walter murió por los golpes que le dieron en la comisaría.

El tribunal oral  que juzga al ex comisario de la Policía Federal Miguel Angel Espósito por la detención ilegalde Walter Bulacio antes de un recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en 1991, tras lo cual fue llevado a una comisaría y murió, estableció que los alegatos comenzarán el viernes próximo.

Los jueces dispusieron que el viernes 11, desde las 11, exponga la abogada querellante María del Carmen Verdú, que acusará por “privación ilegal de la libertad” al imputado, en tanto que en otra jornada lo hará el fiscal Horacio Fornaciari y luego la defensa.

Finalmente, se le dará a Espósito la posibilidad de decir sus “últimas palabras”, aunque nunca concurrió a las audiencias por problemas de salud, y el tribunal después dará el veredicto, alrededor de fines de este mes.

El Tribunal Oral en lo Criminal 29 puso fecha a los alegatos, luego de terminar ayer la ronda de testigos con la ex directora Nacional de Asuntos Jurídicos en materia de Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Andrea Gualde.

La abogada fue consultada sobre su intervención en la causa en la que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado argentino por el caso y ordenó que se prosiga con la investigación de los hechos.

También declararon tres comisarios que integraron el Consejo de Disciplina que en 2008 evaluó la situación interna de Espósito en la PFA y que luego derivó en su exoneración de la fuerza.

Los hechos ocurrieron el 19 de abril de 1991 en inmediaciones del Estadio Obras Sanitarias, de Núñez, donde se iba a desarrollar un recital, y centenares de personas que se dirigían al estadio fueron detenidas por la PFA, entre ellas, Bulacio.

Según constancias de las actuaciones, Bulacio murió como consecuencia de un “aneurisma no traumático” tras ser alojado en la comisaría 35, pero Espósito sólo fue procesado por su detención ilegal y nunca por “torturas seguidas de muerte”.


Compartir: