| Por los pasillos

La calentura de Scioli

Luego de ver por televisión los incidentes en Olavarría, luego de la aparición del cuerpo de Christofer Jonathan Stramessi, el gobernador Daniel Scioli estalló. Mientras vecinos exaltados incendiaban  patrulleros, el ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Casal, estaba en el canal A24 hablando del paco, y los narcos en Santa Fe. El gobernador llamó al jefe de la policía bonaerense, Hugo Matzkin, y le exigió que viajara a Olavarría. El jefe policial, que viene de mal en peor, luego del lapidario informe del Senado bonaerense, por la pésima investigación del caso Candela, comenzó a planificar su viaje. Matzkin llamó a periodistas amigos, pidiendo protección. Dicen que estaba indignado con un canal de noticias. “Me quieren voltear, es una operación mediática”, repetía mientras armaba el bolso.


Compartir: