| Noticias

Procesan al maquinista por el choque de trenes en Castelar

El juez cree que el maquinista fue el único responsable.

El juez cree que el maquinista fue el único responsable.

El juez federal en lo criminal y correccional de Morón, Jorge Rodríguez, dictó el procesamiento, sin prisión preventiva, sobre Daniel Alberto López, maquinista del la formación del Ferrocarril Sarmiento que chocó a otra entre las estaciones de Morón y Castelar, el 13 de junio último.

En un fallo de 225 fojas, al que tuvo acceso la agencia Télam, el magistrado encontró a López “autor penalmente responsable del delito de estrago culposo agravado por la muerte de tres personas y sesenta y cinco lesionados”, mantuvo la libertad condicional del procesado y le trabó un embargo de 10 millones de pesos.

En la misma resolución el magistrado dispuso “sobreseer parcialmente” a Raúl Eduardo Ahumada, el chofer de la otra unidad contra la que chocó López, a Raúl Martín Méndes, y a Ernesto Rafael Bizantino, y aclaró que esa situación “en nada ha afectado el buen nombre y honor del que hubieren gozado”.

Como consecuencia del accidente murieron Exequiel Agustín Vargas, de 18 años; Cristian Darío Nuñez, de 31; y María Laura del Zompo, de 38, mientras que 65 personas sufrieron heridas.

Tras analizar extensamente los informes técnicos, declaraciones de expertos, pericias y decenas de testimonios, el juez concluyó que “se infiere que la colisión investigada no se produjo por fallas o desperfectos en la formación chapa uno” que conducía López apodado “la Brujita”.

Según las pericias, “una vez determinado el punto de impacto se releva la condición de vía a partir de ese punto hacia atrás en busca de marcas de frenado sobre el riel” y de esa observación “no se observa marca alguna que se corresponda a una acción de freno de emergencia por parte del Chapa Uno”, que guiaba López.

“No se pudo -hasta el momento-, reconstruir históricamente en el expediente, ni por testigos ni por medios técnicos, todo lo que hizo el motorman en esos minutos previos al accidente, ello quedará en la esfera íntima de su conciencia, más sí puedo afirmar sin hesitación alguna aquello que tenía el deber de hacer e incumplió: respetar las señales lumínicas y frenar para evitar la colisión”, enfatizó el juez.


Compartir: