| Noticias

Las autopsias confirman que Lily Süllös y su hermano murieron en un pacto suicida

Las autopsias practicadas a los hermanos Süllös, quienes fueron hallados muertos en su casa de la localidad de La Lucila, confirmaron que ambos murieron casi en forma simultánea alrededor de las 11.30 de la mañana de ayer y no presentaban lesiones ni signos de defensa.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que, de acuerdo al primer informe de los forenses de la Policía Científica recibido por la fiscal de Vicente López a cargo de la causa, Beatriz Molinelli, Lily y Ludwig (Luis) Süllös murieron por el balazo que cada uno de ellos presentaba en la cabeza.

El hermano mató a Lily y luego se suicidó.

El hermano mató a Lily y luego se suicidó.

En ambos casos, los disparos se realizaron sobre la sien a muy corta distancia, ya que los cadáveres presentaban en el orificio de entrada lo que se llama “aro de fisch” (un anillo en relieve sobre la piel que rodea la herida provocada por el proyectil) y signos de “ahumamiento” o “falso tatuaje” (cuando hay quemadura o restos de pólvora por la cercanía en la que estaba la boca del cañón al momento del disparo).

Además, según la autopsia, ninguno de los dos hermanos presentaba signos de defensa y las primeras estimaciones ubican la data de muerte entre las 11.30 y las 12.30 de ayer, aunque este primer cálculo se confirmará con estudios complementarios y tiene un margen de error de una hora más o menos.

Los peritos detectaron restos de la deflagración de disparos en la mano derecha del hermano, donde se halló el arma de fabricación casera con la que el menor de los Süllös mató primero a su hermana y luego se suicidó, según la investigación policial y judicial.

Aún hay alguna duda sobre el calibre del arma, ya que algunos peritos creen que los proyectiles son calibre .32, pero otros que recolectaron las vainas informaron que se trataba de un calibre .38 special.

Los peritos encontraron en la habitación de Luis Süllös el arma en su mano derecha con una vaina servida en el interior del cañón, otra capsula en el piso que se infiere fue la del primer disparo con el que mató a su hermana y un cartucho completo sobre la mesa de luz.

Tanto la autopsia como el análisis de la escena del crimen, refuerzan por el momento la hipótesis de que se trató de un homicidio seguido de suicidio.


Compartir: