| Noticias

Muere una chica en La Plata cuando un policía dispara a delincuentes

Una joven de 18 años murió de un balazo en el abdomen al quedar en la línea de fuego de un policía bonaerense que pretendió evitar la huída de cuatro delincuentes que acababan de asaltar un restaurante, en pleno centro de La Plata, informó la agencia Télam.

La víctima fatal se llamaba Nélida Soledad Bowe (18), cuyo cadáver aún permanecía esta mañana en la morgue del Hospital San Martín de La Plata, y por el crimen fue detenido el policía que disparó, el sargento Mauricio Aguirre.

La confitería donde ocurrió el frustrado robo.

La confitería donde ocurrió el frustrado robo.

“Era una chica de la casa. Estaba por entrar a un club a ver un recital junto a su hermana mayor y un amigo, y le pasó ésto…”, dijo esta mañana Javier Bowe, el padre de la joven muerta.

El hecho se inició cerca de las 22.30 de anoche en el restaurante “Me Piace”, ubicado en la esquina de las calles 9 y 54, en pleno centro de La Plata, el cual se encontraba repleto de clientes.

“Había entre 60 y 80 personas dentro del salón”, dijo esta mañana Edgardo Acosta, encargado del lugar.

Según los investigadores, al menos cuatro delincuentes llegaron a bordo de dos motos y dos de ellos, a cara descubierta, ingresaron armados con fines de robo, mientras los otros dos se quedaron en la puerta como “campana”.

Los dos asaltantes que ingresaron al salón del restaurante comenzaron a pasar mesa por mesa, sustrayendo a los comensales dinero, teléfonos celulares y otros objetos de valor, como así también el dinero de la caja con la recaudación del día, el cual finalmente se les cayó en la huída.

Mientras robaban las pertenencias de los comensales, los delincuentes se encontraron con el sargento Aguirre que se hallaba dentro del restaurant y se identificó como policía para evitar el hecho.

Ante esta situación, los ladrones escaparon y el efectivo comenzó a perseguirlos.

“Cuando lo vieron, empezaron a escapar. Empujaron a la gente y casi rompen el vidrio de la puerta de entrada”, dijo el encargado.

Ya en la calle, aparentemente los delincuentes que estaban en las motos le apuntaron con armas al policía, por lo que éste efectuó un solo tiro.

El subsecretario Operativo del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, Emiliano Baloira, aclaró esta mañana que “en la huida, los delincuentes no efectuaron ningún disparo”, pero que uno de ellos le gritó a su cómplice “tirale, tirale”.

“El efectivo de la policía, en un acto reflejo, dispara un tiro que impacta en la joven de 18 años”, explicó el funcionario en diálogo con Radio Provincia.

“Mi hija estaba en una cola para entrar a un club (para asistir a un recital) y le pegó a ella. Estaba con su hermana más grande y un amigo”, relató el padre de la joven esta mañana a la prensa.

La joven fue trasladada de inmediato al hospital San Martín, de La Plata, donde finalmente murió.

Viviana, la hermana de Soledad, la joven muerta, explicó que escuchó “un disparo” y que su hermana le dijo “me pegaron, me pegaron”, y cayó al piso.

“Cuando llegó la ambulancia, ella todavía estaba con vida, se quejaba. La llevamos al hospital (San Martín), la entraron y no la vi más”, contó entre lágrimas.

El policía Aguirre permanecía esta mañana detenido a disposición del fiscal que investiga el hecho, Fernando Cartasegna; en tanto, el ministro de Seguridad, Ricardo Casal, dispuso su disponibilidad preventiva, indicaron las fuentes.

“Yo fui a la comisaría y me dijeron que estaba demorado o  detenido, yo no sé muy bien. Nadie de la policía se acercó al hospital para saber cómo estaba la nena, yo tuve que ir a la comisaría para saber cómo estaban las cosas con el policía”, dijo el padre de la joven muerta.


Compartir: