| Columnistas

Cuando la Justicia ayuda a la inseguridad

Por Silvia Irigaray*

Sentimos dolor porque en algunos casos la Justicia ayuda a la inseguridad. Hablo precisamente del juez Axel López, que dijo que el sistema está colapsado…Yo le contesto: no es un problema nuestro. Toda la población quiere sentir que la Justicia protege a quienes cumplen la ley y no sólo a quienes la violan.

Un juez decide sobre otorgar salidas transitorias y/o libertad del condenado, pero antes tiene la obligación de escuchar a los médicos psiquiatras y si le parece “escueto” (esas fueron sus palabras) que pida entonces más informes.

Estamos hablando de condenados por delitos gravísimos. Un ejemplo: Juan Ernesto Cabeza, condenado a 24 años de prisión, el 20 de octubre de 20120 manejaba un remis en la provincia de Chaco. Tatiana Kkolodziey, de 33 años se dirige a la casa del novio. Tres días después aparece golpeada, violada y asfixiada hasta la muerte en las afueras de Resistencia por éste sujeto.

Ahora ya es tarde para analizar el legajo completo de Cabeza. Un juez, antes de decidir abrir la puerta de la prisión tiene que pensar en no poner en riesgo a la sociedad. Ojalá en los próximos días obtengamos algo que nos aliente en la lucha y nos haga más dignos. Lo merecemos.

Señor juez, la “buena conducta en prisión engaña” y lo que es peor le avisaron “hay riesgo de reincidencia” y no escuchó. ¿Usted se presentará el 28 de agosto a dar explicaciones frente al Consejo de la Magistratura?

Nno, seguro que su descargo lo hará por escrito para no someterse al interrogatorio. Pero ojo pierde la oportunidad de defenderse y eso puede jugarle en contra.
Aunque usted no ponga la cara, llegará el día que todo un pai se entere si por su presunto mal desempeño  le dan sólo un “tirón de orejas” o irá a juicio político por liberar a gente que es peligrosa.

*Miembro fundadora de la asociación civil Madres del Dolor.

 


Compartir: