| Tema del día

Los datos oscuros del hecho y por qué todos pierden con el robo a Massa

Por Rafael Saralegui.

El robo en el domicilio del precandidato a diputado e intendente de Tigre, Sergio Massa, tiene tantos elementos oscuros y confusos que termina por perjudicar a todos: al Gobierno y al propio alcalde, que ha hecho del tema de la inseguridad su principal argumento para seducir a los votantes que viven asustados por “la inseguridad” que se propala durante las 24 horas por las cadenas de noticias.

Los datos concretos, hasta ahora, son escasos. Por el robo ocurrido el sábado 20 de junio en la casa de la familia Massa en el barrio cerrado Isla del Sol hay un efectivo de la Prefectura Naval detenido, identificado como Alcides Díaz Cogorno, que estaba de licencia cuando ingresó en la vivienda. La mayor parte de los elementos robados fueron recuperados cuando se detuvo al prefecto. Extraño que no se haya descartado de nada, que haya conservado consigo todos los elementos que permiten probar que fue el autor del robo.

El intendente y su esposa en la conferencia de prensa.

El intendente y su esposa en la conferencia de prensa.

Pese a lo dicho por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, no se trató de “un típico robo en un country”. ¿Por qué? Porque Díaz Cogorno tenía bien en claro la casa que fue a robar: la del intendente de Tigre y principal candidato de la oposición al gobierno en la provincia de Buenos Aires.

Entonces, no fue un robo al voleo: tenía como objetivo la casa del intendente. A tal punto que esperó que se fuera la esposa de Massa, Malena Galmarini, para entrar en la vivienda. Díaz Cogorno conocía al intendente y a su mujer porque años atrás había trabajado como vigilador en el barrio donde los Massa viven desde hace quince años. Una versión sostiene que además en alguna ocasión había trasladado a los hijos del intendente.

El senador nacional Aníbal Fernández, quien siempre tuvo buena información sobre las fuerzas de seguridad, sostuvo que la mujer de Díaz Cogorno había trabajado como empleada doméstica en la casa asaltada por su pareja. Este dato aún no fue desmentido.

En la conferencia de prensa, que ofreció ayer a la mañana, Massa admitió que conocía al prefecto detenido. Más tarde desde el gobierno se dijo que era un puntero que trabajaba para el intendente y que tenía un local en la principal avenida de Tigre con un cartel del Frente Renovador, la agrupación del acalde.

El hecho fue mantenido en secreto hasta que el domingo fue revelado por Página 12. El argumento del periodista Horacio Verbistky fue que el intendente quiso que no se conociera el hecho porque probaría que su lucha contra la inseguridad es tan endeble que terminan por robar en su propia vivienda. Algo así como en casa de herrero cuchillo de palo.

A esta altura, es evidente que a Díaz Cogorno lo mandaron a robar al domicilio del intendente de Tigre. ¿Quién planeó el atraco, que termina por conocerse a horas del cierre de campaña de las Paso? La pregunta que habría que hacerse es: ¿a quién perjudica más? ¿O a quién beneficia?”Termina complicando al Gobierno el robo en la casa de Massa”, concluyó el diario Clarín en su tapa de hoy. “Piedra libre”, tituló Página 12. Que cada uno saque sus conclusiones.

 

 


Compartir: