| Tema del día

Apuntan a Di Zeo por la pelea en la barra de Boca, mientras se prepara una venganza

Por Ignacio Ramirez.

Se vive hoy la peor interna de la historia de la barra brava de Boca. Dos muertos, más de 100 tiros, y una promesa de venganza clara que ya circula por los foros y las redes sociales, es el resultado del último enfrentamiento que dejó dos nuevos muertos, el domingo pasado.

“La 12 oficial y la disidente”, viven su peor guerra. La Justicia cree que la banda oficial que responde a Rafael Di Zeo no solamente estuvo en el teatro de los hechos, en inmediaciones de la cancha de San Lorenzo, sino que el grupo del Rafa fue el que tiró a matar. La trayectoria de los disparos y los testimonios de testigos así lo demuestran. El control de la barra, la caja y los negocios de La Doce fue el disparador de la batalla de las 100 balas.

La investigación de la Policía Federal, junto con la instrucción fiscal, sospecha que entre los atacantes estuvo Rafa Di Zeo, es decir, que no sólo habría organizado el ataque, sino que también habría participado. Gracias a la filamación de dos cámaras de seguridad aportadas por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ubicadas en la calle Lafuente, entre el predio marista y el de la Asociación de Árbitros, los investigadores determinaron cómo se desarrolló la pelea y quiénes son los responsables de la muerte de los hinchas.

En voz baja, la Justicia apunta directamente al Rafa, ex líder de la barra brava. Si bien no se logró determinar a través de los videos la presencia de Di Zeo, se logró reconocer a 15 barras provistos de armas de fuego y quienes están debidamente identificados.

En las próximas horas podrían ser detenidos si el juez da la orden. Además del video de las cámaras de seguridad, el juzgado cuenta con ocho declaraciones de testigos que también apuntan a La Doce oficial y a la impunidad que tuvieron para atacar a la barra disidente.

“No hay dudas según la filmación de los dromos que fue una emboscada y que de milagro no hay más víctimas. Ese día se jugaban por lo menos tres partidos en las canchas de la Asociación de Arbitros, y en el predio del colegio Marista. De milagro no hay más muertes de inocentes”, dijo una fuente judicial.

Las primeras medidas investigativas las lleva adelante la fiscal Marcela Sánchez, quien subroga durante la feria judicial a Patricio Lugones, quien -finalizado el receso- quedará a cargo de la pesquisa. Por ahora hay 15 sospechosos que están siendo investigados.

Murieron dos hinchas pero podrían haber sido muchos más.

Murieron dos hinchas pero podrían haber sido muchos más.

La Gendarmería Nacional levanto más de cien balas servidas, y logro determinar la presencia de tres calibres diferentes. La pericia balista estará para el próximo lunes, cuando se podrá determinar si existieron fusiles automáticos, o ametralladoras, como dijeron algunos testigos.

Tampoco hay dudas que la batalla se gestó en la provincia de Buenos Aires, en Merlo y Moreno. Cerca de la colectora del Acceso Oeste, donde se juntó la facción de la barra “no oficial”. Este grupo estaba comandado por Marcelo Aravena, de Lomas, ex discípulo del Abuelo que estuvo 20 años preso por los asesinatos de los hinchas de River en el ‘94 y ahora está en libertad condicional, Fabián “Topadora” Kruger y Juan, de Moreno; todos responden a Di Zeo. Viajaron por Acceso Oeste hasta Lugano. Allí dejaron los autos y se trasladaron a pie hasta el lugar de la batalla, a esperar a la “12 oficial”.

Además, la fiscal del caso, Marcela Sánchez, le tomó declaración al comisario Guillermo Calniño, en el marco de la investigación para que explique las razones por las cuales la policía no pudo impedir el cruce entre ambas fracciones.

Lo que no cabe dudas, es del poder de fuego que tiene la barra brava. Pistolas de última generación, escopetas y ametralladoras son algunas de las piezas del arsenal que cuentan. Armas que siguen en poder de la barra y que pueden generar una nueva batalla de la Guerra Xeneize.

 


Compartir: