| Noticias

Fue excarcelada la moza que mató a una compañera con una maza

Silvia Luna se benefició con un cambio en la calificación del delito.

Silvia Luna se benefició con un cambio en la calificación del delito.

Silvia Luna, la moza condenada a prisión por asesinar a mazazos en 2010 a su compañera Carola Bruzzoni en un restaurante de General Las Heras, por temor a que mostrara un video hot en su fiesta de casamiento, recuperó la libertad y no volvió a vivir a esa localidad bonaerense, informaron fuentes judiciales.
La excarcelación de la mujer, de 33 años, ocurrió el 11 de junio pasado, aunque la noticia recién pudo conocerse hoy en base a fuentes del Tribunal Oral Criminal 3 de Mercedes, que ordenó la libertad del penal de mujeres en el partido bonaerense de Florencio Varela.
Los jueces de ese tribunal, el 24 de febrero de 2012, la habían condenado a diez años de cárcel por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” y luego la defensa apeló aquel veredicto en el Tribunal de Casación bonaerense.
Los jueces de la Sala III, Ricardo Borinsky y Víctor Violini, tipificaron de otra manera el crimen -“homicidio emocional”- y en consecuencia rebajaron la condena a cuatro años y medio de cárcel, abriendo así la excarcelación al haber cumplido Luna dos tercios de la pena.
Según informaron las fuentes, en la excarcelación intervino el Juzgado de Ejecución Penal del distrito judicial de Mercedes y en ese trámite Luna optó por no volver a vivir a General Las Heras y radicó domicilio en otra localidad, que no trascendió.
El crimen ocurrió a la mañana del 17 de abril de 2010, cuando Luna ingresó al restaurante “Matute” en que trabajaba, se dirigió a la cocina, tomó la maza de aplastar carne y golpeó en la cabeza a Bruzzoni, 40 años, que hablaba por teléfono celular.
El supuesto móvil del ataque habría sido que Luna, quien estaba por contraer matrimonio, sospechaba que su compañera de trabajo planeaba hacer público durante su boda un video erótico grabado entre ella y un hombre, que no era su inminente esposo. Según se ventiló en el juicio oral, Bruzzoni habría sospechado que el hombre del video era su marido, Sergio Robledo, de quien poco antes se había separado.
A Bruzzoni la intervinieron quirúrgicamente varias veces pero tras varios días de convalecencia falleció como consecuencia de las heridas que le habían provocado los mazazos.


Compartir: