| Noticias

Piden perpetua para cuatro policías por torturas seguidas de muerte

Dos fiscales de juicio pidieron que se condene a prisión perpetua a cuatro ex policías acusados del crimen del joven Fabián Gorosito, cuyo cadáver fue encontrado en 2010 en una zanja y con signos de torturas, en Mariano Acosta, partido de Merlo.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que el pedido de los fiscales Antonio Ferreras y Alberto Moyano ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Morón recayó sobre el ex oficial principal Adrián Giménez, el ex subcomisario Pablo Nievas y los ex oficiales Raúl Ortiz y Cristian Fortunato.

Todos estos acusados, que cumplían funciones en la comisaría de Mariano Acosta, fueron imputados como “coautores” de las “torturas seguida de muerte” en perjuicio de Gorosito.

En tanto, los fiscales pidieron penas de 13 años para el ayudante principal Hernán Oviedo y de 11 para el ex oficial Luis Fernández, por el mismo hecho pero como “partícipes necesarios”.

Mientras que para los ex oficiales Gabriel Sánchez y Leonardo Ose requirieron cuatro años de prisión por considerarlos “partícipes secundarios”, al igual que el ex jefe de calle Rubén Villalba, para quien pidieron una pena de tres.

En el debate también se ventiló otro hecho de “torturas agravadas” cometido tres días antes presuntamente por policías de la misma seccional y en perjuicio de tres vecinos del barrio.

Por este caso, los fiscales imputaron a Giménez, Fortunato, Nievas, Oviedo, a los ex oficiales Marcelo Dipierro y Gonzalo Cueli, y a Aixa Soledad Sosa, esposa del primero.

Los representantes del Ministerio Público solicitaron para Dipierro, Cueli y Sosa penas de 12, 11 y 8 años, respectivamente.

Los fiscales alegaron ayer durante más de seis horas, tras lo cual, fue el turno de los abogados de la familia de la víctima, Silvio Alfonzo y Raúl Quinteros.

Los letrados pidieron reclusión perpetua para los 11 ex policías mencionados al unir los dos hechos ventilados en el debate, y una pena de 10 años para Sosa pero sólo por el caso de los otros tres vecinos, dijeron los informantes.

Los querellantes consideraron que los ex funcionarios de la comisaría de Mariano Acosta “conformaban un grupo parapolicial”, ya que también actuaba cuando sus miembros “se encontraban fuera de servicio”, precisaron las fuentes.

Por su parte, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que participa del proceso como veedora, reclamó en un comunicado de prensa “una fuerte condena que visibilice la responsabilidad estatal y las prácticas de violencia policial”.


Compartir: