| Tema del día

Tres muertos en el Ferrocarril Sarmiento: sindicalistas denuncian fallas en los frenos

Otra vez el Ferrocarril Sarmiento, otra vez la muerte, otra vez la tragedia. Cuando las imágenes de la masacre ocurrida en la estación de Once el 22 de febrero de 2012 aún no se difuminaron, dos formaciones de la misma línea chocaron a las 7.07 de hoy en inmediaciones de la estación de Castelar con un saldo de tres muertos y unos cien heridos, según el primer balance sobre las víctimas.

Mientras los bomberos siguen trabajando en el lugar para rescatar los cuerpos de los fallecidos, los primeros datos señalan que un probable fallo en los frenos fue lo que provocó el accidente entre las formaciones: una de dos pisos y otra de vagones tradicionales.

La mayor parte de los heridos fueron atendidos en el hospital de Haedo, algunos de ellos en estado de gravedad, fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas de urgencia, cuya evolución se estudiará en las próximas horas.

Horacio Caminos, secretario de Prensa de La Fraternidad, el gremio que agrupa a los conductores de trenes, afirmó hoy que la formación que embistió a otra en Castelar

El accidente provocó un centenar de heridos.

El accidente provocó un centenar de heridos.

tuvo una “falla de frenos que ocasionó este hecho gravísimo”.

Además, en declaraciones a radio La Red, indicó que el conductor de la formación que embistió a otra que estaba detenida “entró en shock. Fue encontrado por el otro compañero, el que fue embestido, y fue llevado a Castelar con un shock emocional gravísimo”.

El choque de trenes de esta mañana en la localidad bonaerense de Castelar se registró a las 7.07, cuando la formación 3725 chapa 19 se encontraba detenida entre las estaciones de Morón y Castelar y la embistió la formación 3727 chapa 1, según precisó la Unidad de Gestión Operativa de las líneas Mitre y Sarmiento (UGOMS).

El delegado Rubén Sobrero, un militante gremial que usa el pelo largo y platinado a quien sus compañeros apodan El Pollo, aseguró que ladenominada formación “Chapa 1” que chocó de atrás al otro tren “estuvo seis meses parada” en reparación y sufría “problemas de frenos”.

“Es una formación que estuvo seis meses parada y la sacaron el lunes. Nosotros nos habíamos negado que salga para el servicio, ya que tuvo problemas con los frenos”, aseguró Sobrero.

Según el dirigente sindical ese tren denominado “Chapa 1”, que está conformado por algunos vagones de doble piso, “salió (del taller) el sábado, tuvo problemas, y el lunes salió de vuelta la mañana y después lo metieron nuevamente al mediodía”.

Sobrero habló con Radio 10 y dijo que ese tren “históricamente siempre tuvo problemas de frenos” y hoy “lo sacaron igual” a funcionar. El Pollo informó que la formación en cuestión fue reparada en los talleres de Emprendimientos Metalúrgicos Ferroviarios (EMFER), empresa perteneciente al grupo Cirigliano. “Todo esto lo tenemos denunciado tanto a la empresa y a todo el mundo. Hay problemas en el sistema de señales y el mal funcionamiento de los equipos”, recalcó el delegado.

Fuentes oficiales dijeron en cambio que ese tren había sido sometido a una reparación integral, incluido el sistema de frenos y aunque no descartaban ninguna hipótesis rechazaban esa posibilidad.

El Grupo Cirigliano era el que explotaba la línea del Sarmiento cuya concesión fue retirada por el Gobierno después del accidente de Once, que provocó la muerte de 51 personas, aplastados en los primeros vagones de la formación. Desde entonces el gobierno se hizo cargo de la explotación del servicio. Los hermanos Cirigiliano, más otros directivos de la empresa y ex funcionarios serán sometidos a juicio oral por la tragedia de Once.

María Luján Rey, madre de una de las 51 víctimas fatales de la tragedia ferroviaria de Once, apuntó al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, por el accidente de Castelar y denunció que las “prioridades” de ese funcionario “nunca tuvieron que ver con la seguridad” de los trenes.

Rey advirtió que frente al “dolor” y la “lucha” de los familiares que siguen llorando la desaparición de sus seres queridos están aquellos “a quienes no les importa las vidas que se pierden, que están muy preocupados en una carrera política y en seguir ocupando puestos de poder para seguir robando y no para poder ayudar a la gente”.


Compartir: