| Tema del día

Peritos forenses dicen que los asesinos de Angeles son “psicópatas perversos”

Por Rodolfo Palacios.

No hay que ser un experto en criminología o saber el ABC de un libro de psiquiatría forense para llegar a un primera conclusión: los delincuentes que violaron y mataron a Ángeles Rawson en Colegiales son psicópatas perversos. Los datos concretos demuestran que los asesinos conocían la zona donde la raptaron y hasta el funcionamiento de la planta de residuos del CEAMSE, en José León Suárez, donde el martes 11 de junio fue hallado el cuerpo de la adolescente de 16 años.

“Pese a que hasta ahora hay muchas especulaciones, lo que me animo a afirmar sin temor a equivocarme, es que los agresores actuaron como psicópatas perversos, con un desprecio total por la vida, tratando a la víctima como una cosa, gozando con el sufrimiento ajeno y llegando al sadismo”, opinó a CyR el psiquiatra forense Mariano Castex, que ha actuado en casos policiales conmocionantes, entre ellos los envenenamientos de Yiya Murano, el caso de Horacio Conzi, condenado por matar a Marcos Schenone, y el de Lucila Frend, absuelta por el homicidio de Solange Grabenheimer.

El forense Miguel Maldonado, que fue perito de parte del femicida Ricardo Barreda, sospecha que la probable violación y el homicidio fueron planificados. “Lo más probable es que tengan antecedentes penales y sepan cómo actúan los investigadores ante un caso como éste. Resulta llamativo que sepan cómo funciona el basural, los horarios de recolección, y que hayan puesto a la chica en una bolsa de consorcio negra para que no llame la atención entre las bolsas de basura”, analizó Maldonado.

El psiquiatra forense Luis Alberto Kvitko, que actuó en el crimen de Martín Ríos, quien mató a Alfredo Marcenac en Belgrano hace unos siete años, teme que los asesinos hayan cometido otros ataques o estén por cometerlos. “Nadie puede asegurar que haya actuado uno solo, la lógica indica que por lo menos la mataron dos porque uno solo no pudo haber trasladado el cadáver, más allá de que la zona era oscura y desierta.  Tampoco se sabe si la mató en Colegiales y arrastró la bolsa o si lo hizo en el basural. Y estaba planificado, quizá hicieron inteligencia previa sobre los movimientos de la víctima. Además llevaron la soga para estrangularla y la bolsa”, le dijo a Cyr.

Los expertos coinciden en que fue un crimen planificado.

Los expertos coinciden en que fue un crimen planificado.

Castex coincide en que los asesinos pudieron haber ejecutado un plan. “Puede presumirse que los agresores conocían la zona porque hicieron movimientos complejos, se supone que con seguridad y sin confusiones. Como si fuera su coto de caza. Creo que hubo una planificación, que no fue al azar. ¿Habrá sido una venganza?, ¿habrán engañado a la chica?, ¿la conocían desde antes?, ¿fueron más de dos asesinos?, ¿podría haber otras víctimas y empezaríamos a hablar de serialidad? Son todas preguntas que los pesquisas deberán hacerse. Lo fundamental será recolectar pruebas y preservarlas, lo mismo que en la escena del crimen”.

Para el perfilador criminal Luis Alberto Disanto, en este tipo de casos “la motivación del delito se ha enfocado en el componente sexual de tipo sádico, algunos autores ubican al componente sexual no en la motivación sino como un instrumento para ejercer poder y dominación sobre sus víctimas”.

Asegura que en el análisis del lugar del hecho o el asesino deja mensajes y sus dichos. Di Santo aporta un dato a tener en cuenta: “La hipótesis del círculo consiste en marcar sobre un mapa todos los crímenes cometidos por alguien, luego se toman como diámetro las dos escenas del crimen que se encuentren más alejadas la una de la otra. Después se dibuja un círculo en el que se incluyen todas las localizaciones mencionadas. La “hipótesis del círculo” dice que el criminal vive dentro de ese círculo, posiblemente cerca del centro. De acuerdo con los datos obtenidos por el psicólogo inglés David Canter, el 80% de los violadores viven dentro de ese círculo”. La teoría de Canter es que el asesino cuenta una historia al dejar su sello en el crimen que comete. ¿Qué historia macabra habrán querido contar los impiadosos asesinos que mataron a Ángeles?


Compartir: