| Noticias

Defensores oficiales piden citar a Casal por las malas condiciones de los presos

Todos los defensores oficiales del distrito judicial de Lomas de Zamora solicitaron que se cite al ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, tras denunciar las graves condiciones de detención en que se encuentran 575 presos enfermos dentro de la unidad 20.

Fuentes judiciales informaron que hace diez días, los funcionarios presentaron un habeas corpus correctivo colectivo a favor de los internos alojados en los pabellones de Admisión, Separación y de Tránsito, el cual fue aceptado por el juez de Garantías Gabriel Vitale.

En su escrito, señalaron que los presos permanecen “en condiciones que arriesgan su vida, profundizan las lesiones a la integridad física y violan sus derechos” y pidieron “hacer cesar su padecimiento”.

Los defensores públicos destacaron “la sistemática conducta omisiva y comisiva no sólo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), sino de los responsables del Area de Sanidad, por la ausencia de atención médica, o mejor dicho el abandono de los detenidos”.

“Existen detenidos con convulsiones y que sufrieron un tiro”, remarcaron en la presentación los defensores María Fernanda Mestrin, Marcela Piñero, Pablo Nesci, Yanina Invernizio, Carlos Catalano y Susana Dvoskin.

En ese marco, solicitaron la citación de las autoridades del SPB  para “hacer cesar las violaciones a los derechos y ordenar las medidas necesarias para evitar su repetición” y en las últimas horas se sumó un pedido para que se convoque a Casal.

Reclamaron que se presente a la audiencia obligatoria del habeas corpus y solicitaron ser acompañados por organizaciones sociales y jurídicas con reconocida trayectoria nacional e internacional para que actúen como “amicus curiae” en la causa.

La presentación resalta los traslados masivos como violatorios del fallo de la Suprema Corte de Justicia del 26 de febrero pasado, que exige que se cumpla con los estándares internacionales de alojamiento.

Mientras tanto, el juez ordenó la atención médica de los detenidos, no sólo por parte de los médicos del SPB sino también del Poder Judicial como medida cautelar.


Compartir: