| Tema del día

Cómo opera la banda que roba autos de lujo a personajes famosos

Por Rodolfo Palacios.

Una vez le preguntaron a Fernando Burlando cómo reaccionaría ante un asalto. El mediático abogado respondió:

–No creo que haya un ladrón dispuesto a robarme a mí.

Pero el autoproclamado “abogado del diablo” se equivocó. El martes 1 por la madrugada, cuatro delincuentes que andaban en un BMW lo sorprendieron en Humbolt y Charcas y le robaron su Porche Carrera, uno de sus diez autos de lujo.

El Porche que le robaron al abogado Burlando.

El Porche que le robaron al abogado Burlando.

El asalto que sufrió el abogado de Carolina Píparo y Carola Labrador, la madre de Candela, se suma a otros que tuvieron como víctimas a famosos. El ex arquero José Luis Chilavert, a quien los delincuentes le robaron una camioneta Audi Q5 en Pedro Goyena al 1300, en Caballito. “Eran profesionales y estaban armados hasta los dientes”, dijo Chilavert. El ex delantero de River, el “Burrito” Ariel Ortega, también fue asaltado. Dos asaltantes lo sorprendieron en Guayras y avenida Del Libertador, en Núñez, cuando circulaba con su BMW Serie 1. En marzo, en El Palomar, le habían robado su camioneta 4 x 4 al jugador de River Jonathan Bottinelli.

Los robos de autos de alta gama están de moda. Aunque estos casos tomaron conocimiento público porque fueron protagonizados por famosos, los especialistas reconocen que esta modalidad delictiva está en auge.

“Desde marzo de 2012 hasta ahora se nota un alza clara en los robos, bajo modalidad  a mano armada con fuerte incidencia de hechos en nuestra ciudad de Buenos Aires, hechos protagonizados, por lo menos de tres bandas organizadas. Las líneas investigativas que se siguen apuntan al robo a pedido de determinados rodados, que luego son canjeados por droga en la frontera con Bolivia, a precio dólar blue”, dijo a CyR Gabriel Iezzi, abogado especialista en seguridad. Además dijo que por los 50 hechos cometidos bajo esta modalidad en los últimos meses, se desprenden dos zonas “calientes”: Palermo y Caballito, con un horario de alta siniestralidad entre las 22 y las tres de la madrugada.

Para el comisario bonaerense retirado José María Irrera, los robos son a pedido. “Los mandan a Paraguay. Hay bandas que antes robaban blindados y que ahora se especializan en robar autos. También se dedican al negocio de las autopartes. En el último año hubo muchos asaltos a concesionarias. No apuntan a los famosos, eso es casual. Es decir, los que pueden andar en esos autos son empresarios, futbolistas, actores o abogados. Es un delito que está  de moda, como los asaltos a las joyerías, que  aumentaron porque el oro cotiza muy bien, es como robar dólares, y lo reducen con facilidad”, dijo Irrera.

“El abordamiento de los vehículos se da en base al principio de la oportunidad, ya que no existe información que apunte a blancos predeterminados. Muchos de estos  son utilizados para otros hechos”, dijo Iezzi.

En 2013, Cesvi, que agrupa a las compañías de seguros, informó que el incremento interanual de  robos de autos importados fue del 29,9% frente al primer semestre de 2012. El ranking modelos afectados por los robos (totales o parciales, con sustracción de autopartes) es liderado por el Volkswagen Bora, seguido por la Honda CR-V y el Chevrolet Aveo.

Un viejo ladrón de autos, que hoy purga condena en Florencia Varela por robo a mano armada, dijo que este tipo de asaltos existieron siempre. “En general, los autos de alta gama se entregan en Paraguay por plata o por el doble de esa plata pero en droga. Yo los robaba y los dejaba enfriar para ver si tenían alarma o Gps y después los sacaba por la frontera. Es más, hasta le ponía tierra colorada y enchastraba las cubiertas, para que pareciera que regresaba a Paraguay, no que ingresaba. A veces las organizaciones tienen levantadores que hacen solo eso”.

En lo que va del año, la Policía Federal hizo varios procedimientos contra el robo de autos de lujo. Incluso descubrió desarmaderos ilegales en Warnes, donde había motores de esos autos y repuestos.

“Hay dos alternativas que manejan los delincuentes. Una es desguazar el auto y vender las autopartes. La otra es cambiarle la documentación y meter al coche en el mercado negro, lo que sería un auto mellizo. Estos robos en general son por encargo y los sacan del país. Se supone que estos autos tiene un sistema computarizado que hace que no puedan arrancar sin las llaves”, dijo a CyR una fuente de la División Sustracción Automotores de la Policía Federal.  Pero los asaltantes siempre se las ingenian para todo y es posible que ya hayan superado ese obstáculo.

 


Compartir: