| Noticias

Amplían la denuncia contra Bonadio por usar testimonios truchos de D´Alessio

Cuando la causa se caía por un peritaje trucho, Stornelli hizo un pase de magia con el falso abogado.

La famosa causa de las fotocopias de los cuadernos se originó en el expediente por el cual se investigó primero las importaciones de gas licuado durante el gobierno anterior, una operatoria que según el juez federal Claudio Bonadio había provocado un perjuicio para el Estado de más de 7000 millones de dólares. Con el tiempo, el juez decidió que los dos sumarios corrieran por separado.

Bonadio había llegado a la conclusión de ese supuesto desfalco a partir de un peritaje firmado por Daniel Cohen. Pero ese peritaje luego se comprobó que era trucho armado sin ningún rigor y con partes textuales copiadas de sitios de internet. A comienzos de marzo, el juez federal Sebastián Ramos procesó a Cohen por falso testimonio, le dictó un embargo de un millón de pesos y le prohibió salir del país.

“No podemos hablar de error, imprudencia o falta de dolo, como pretende  la defensa, pues el actuar de Cohen no permite hacer una inferencia en ese sentido, ya que lejos de someter a instancias de control y/o consideración  sus conclusiones periciales, se manejó en absoluta soledad, evadiendo todo tipo de discusión y/o deliberación de las mismas, lo cual hubiese eventualmente permitido corregir las inconsistencias”, afirmó Ramos en el procesamiento.

Para el juez Ramos, colega de Bonadio en los tribunales federales de Retiro, el escrito que presentó el perito fue producto de “una intención deliberada de tergiversar la verdad, dándole apariencia de veraz al informe en cuestión, que como corolario, sometió a engaño al Juez”, en referencia a Bonadio.

Pues bien, cuando la causa que llevó a Roberto Baratta a prisión (mano derecha de Julio de Vido) se caía por el peritaje trucho, apareció un nuevo testimonio, recibido por el fiscal Carlos Stornelli, que permitió reactivar el expediente y le dio pie a Bonadio a ordenar nuevas indagatorias, incluida la de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. ¿Y de quien fue el testimonio? Del falso abogado Marcelo Sebastián D´Alessio, detenido y procesado en la causa que lleva adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

El testimonio de D´Alessio ante Stornelli.

Por ese pase de magia, la semana pasada, el abogado Leonardo Martínez Herrero denunció ante la Cámara Federal al fiscal Stornelli, al juez Bonadio (a cargo de aquel expediente), al falso abogado D´Alessio y al periodista del grupo Clarín Daniel Santoro. El abogado Leonardo Martínez Herrero sostuvo que los nombrados podrían haber incurrido en los delitos de falsificación de documento público, abuso de autoridad, falso testimonio, prevaricato y estafa procesal entre otros.

El abogado hizo hoy una ampliación de la denuncia ante el juez Sebastián Ramos, que quedó a cargo del expediente. Martínez Herrero sostuvo que D´Alessio se presentó a declarar dos veces ante el fiscal Stornelli el 5 y el 12 de noviembre del año último, cuando ya había estallado el escándalo trucho. En esas testimoniales D´Alessio se presentó como abogado y sostuvo que había recibido información en su estudio, en rigor un informe anónimo, que fue incorporado por el fiscal al expediente. También resultó llamativo que las dos testimoniales fueron incorporadas a la causa con fecha del 14 de febrero y más aún que el juez las tomara en cuenta para ordenar las nuevas indagatorias, incluida la de CFK. D´Alessio le dijo a Stornelli fue había sido asesor coordinador de la gerencia de finanzas de Enarsa, entre junio de 2010 y el mismo mes del año siguiente. El falso abogado presentó ese escrito sostenía que el perjuicio de la importación de gas licuado había sido de unos 200 millones de dólares. Lo llamativo también es que el escrito tenía tachaduras de puño y letra realizadas por el testigo. En esas tachaduras se mencionaba a la empresa Shell como una de las que había participado del negocio de la importación del gas. Parece obvio que se la borra porque el ex ministro de Energía del actual Gobierno Juan José Aranguren provenía de esa empresas antes de ser convocado por el presidente Mauricio Macri. Nunca se supo que Aranguren objetara los contratos a los seguros de las barcos cargados de gas.

Según el abogado, D´Alessio y Stornelli tenían una relación fluida, según lo demostraron los capturas de chats que figuran en la causa del juez Ramos Padilla, y pese a que el fiscal de las fotocopias de los cuadernos quiso despegarse del falso abogado al calificarlo como un enfermo psiquiátrico hasta le encargó tareas de espionaje sobre la ex pareja de Florencia Antonini Modet, actual novia de Stornelli.

El abogado también abundó en su denuncia sobre el caso del ex funcionario de PVDSA Gonzalo Brusa Dovat, quien supuestamente fue coaccionado por D´Alessio para dar una nota en Clarín con Daniel Santoro y luego fue llevado por el supuesto espía a declarar en la fiscalía de Stornelli para denunciar supuestas maniobras de lavado de dinero durante el gobierno anterior. Cuando declaró ante Ramos Padilla, Brusa Dovat dijo que había sido apretado por D´Alessio para decir lo que Santoro y Stornelli querían escuchar.