| Cuadernos

Bonadio llamó a indagatoria al hermano y al padre del presidente Macri

Es a raíz de la declaración de Claudio Uberti quien dijo haber recibido sobornos de los concesionarios de autopistas.

El padre y el hijo en la Casa Rosada.

El padre y el hijo en la Casa Rosada.

¿Está desatado? ¿Ya no responde a nadie? ¿Se decidió a ser independiente? ¿Está haciendo campaña? Esas son algunas de las preguntas que se hacían hoy en Comodoro Py, luego de que se conociera la decisión del juez federal Claudio Bonadio de citar a prestar declaración indagatoria como sospechosos en la llamada causa de los cuadernos a Franco y Gianfranco Macri, padre y hermano del presidente Mauricio Macri.

Ambos deberán presentarse el próximo jueves 13 de diciembre en los tribunales federales de Retiro, imputados por el supuesto pago de sobornos en la concesión vial del Acceso Norte y Autopistas del Sol, según informaron fuentes judiciales.

Un día después declararán directivos de Autopista del Oeste y también se citó nuevamente a indagatoria al detenido ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y a otro empresario, Eduardo Eurnekian, en la misma causa.

Todos serán interrogados en relación a dichos del ex titular del Organo de Control de las Concesiones Viales (Occovi), Claudio Uberti, quien fue aceptado como arrepentido en la causa.

La declaración de Uberti tuvo varios elementos llamativos o de color. Por ejemplo, aseguró que De Vido le decía “el malo” a Kirchner y que además el ex presidente les pegaba a sus colaboradores. Todos dichos incomprobables. También aseguró que en el departamento de Cristina Kirchner había 60 millones de dólares, cuando había fallecido. Otro dato incomprobable, porque él estuvo en el cargo entre 2003 y 2007, cuando renunció tras el hallazgo de la valija con dólares llegados de Venezuela en el aeroparque y que estaba en manos de Antonini Wilson.

Mauricio y Franco Macri aparecen involucrados en los cuadernos, ¿los llamará Bonadío?

Uberti implicó a todos los citados con el presunto pago de sobornos que supuestamente eran recaudados por funcionarios nacionales entre concesionarios de empresas viales durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. En la resolución Bonadio aludió a “montos ilegales recaudados por el entonces titular del Occovi y aportados por los titulares de las concesiones viales”.

Además serán indagados una vez más los también detenidos ex secretario de Obras Públicas José López, y de Transporte, Ricardo Jaime. El listado abarca a directivos de 20 empresas vinculadas a concesiones viales y la ronda de indagatorias terminará el 27 de diciembre con De Vido y Jaime.

El ex titular del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCOVVI) aseguró, en calidad de arrepentido, que todas las semanas recibía dinero por parte de esas empresas para entregarle al expresidente Néstor Kirchner o al exministro de Obras Públicas Julio De Vido.

“El encargado de comunicarme mis tareas fue el ministro de Planificación Julio De Vido; debía recaudar 150 mil dólares por mes de cada una de las empresas. Las entregas se hacían en el despacho presidencial de la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos. También en el domicilio de De Vido. Cristina estuvo presente y sabía todo lo que se hacía. Néstor dijo que ella estaba construyendo y necesitaba plata blanca”, dijo en su declaración.

La familia Macri vendió en 2017 las acciones que tenía en Autopistas del Sol, que mantiene la concesión de la autopista Panamericana, por un total de 20 millones de dólares. La transacción fue denunciada ante la Justicia Federal por la exdiputada Margarita Stolbizer para investigar si el mandatario no benefició a su familia al habilitar aumentos en los precios de los peajes, que valorizan más las acciones de la firma.