| Preso por robo

El increíble plan del ex saxofonista de los Cadillacs para matar a un fiscal

“Naco Goldfinger” iba a pagar 100 mil pesos a otro preso para que matara al fiscal Ferrari, quien encabezó la investigación que lo llevó a prisión.

Naco Goldfinger fue uno de los fundadores de la banda.

Naco Goldfinger fue uno de los fundadores de la banda.

El ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs Ignacio “Naco Goldfinger” Pardo, detenido desde el 2015 por una serie de robos por lo que resultó condenado, ideó un plan para asesinar al fiscal que lo encarceló, para lo cual pensaba pagarle 100 mil pesos a un sicario, que también fue detenido, informaron fuentes judiciales.
El fiscal al que, según la investigación, querían asesinar es Patricio Ferrari, quien se desempeña en el Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San Isidro, y no sólo metió preso al ex Cadillacs en 2015, sino que actuó en otros casos resonantes como la detención del ex barrabrava de River Alan Schlenker por el homicidio de un dealer o el asalto en la casa de Ángel “Baby” Etchecopar donde el actor y conductor de radio mató a un ladrón.
La investigación, que está a cargo de los fiscales correccionales Carolina Asprella y Claudio Scapolán, colegas de Ferrari en San Isidro, se inició el 7 de este mes cuando un informante contó primero a través de un mail y luego en sede judicial que un preso de la Unidad 48 de San Martín tenía un plan para asesinar al fiscal Ferrari.
Fuentes judiciales indicaron que el informante es otro preso de la misma cárcel que escuchó de boca del propio Pardo (53) que quería matar al fiscal Ferrari como venganza por haberlo detenido y luego logrado su condena a 8 años de cárcel en un juicio oral, y que ofrecía “100.000 pesos” para realizar el “trabajo”.
Incluso, el testigo afirmó que los delincuentes ya sabían que Ferrari vivía en zona norte, que tenía un perro y que veraneaba en Cariló, con lo que el crimen podría ser cometido en el próximo verano en el mencionado balneario o de noche cuando paseara a su mascota.
También declaró el testigo que el plan barajaba como opción a dos sicarios peruanos y que las reuniones se hacían en un astillero de San Fernando -otro de los sitios hoy allanados- perteneciente a un amigo que solía visitar a Pardo en el penal.
“La información era muy precisa y cada dato que aportó el informante se fue corroborando. Nos dio qué número de celular usaba Pardo dentro del penal, quiénes eran sus visitas, dónde se hacían las reuniones preparatorias y el nombre del hombre que estaba organizando e iba a ejecutar el asesinato”, dijo uno de los investigadores.
El presunto sicario fue identificado por las fuentes como Abel Osvaldo Díaz Rodríguez (44), quien había estado preso en el mismo pabellón que el ex saxofonista de los Cadillacs, según el informante había participado de las charlas preparatorias del atentado contra el fiscal y que ya había recuperado la libertad el 28 de junio pasado.
Díaz Rodríguez tiene entre sus antecedentes haber sido detenido como parte de la banda de falsos policías que el 15 de mayo de 2013 asaltó en Martínez al sobrino de la diputada Margarita Stolbizer y a un productor televisivo y, luego, robaron en Recoleta la casa de la hermana de la legisladora.
El acusado fue detenido en uno de los allanamientos realizados esta madrugada en su domicilio de la calle Rubén Darío al 4300 de Munro, partido de Vicente López, donde se secuestraron dos pistolas, 4.000 dólares, handys, uniformes de la Policía Federal y medio kilo de cocaína de máxima pureza.
En otro domicilio de la calle Estados Unidos 87 de Villa Martelli, también vinculado a Díaz Rodríguez, se encontró un fusil FAL con cinco cargadores, municiones, una granada de mano del Ejército Argentino, chalecos antibala, más uniformes policiales y otros 7.000 dólares.
Otro de los allanamientos se realizó en el calabozo de “Naco Goldfinger”, donde los fiscales Asprella y Scapolán le encontraron al ex saxofonista cuatro teléfonos celulares, entre ellos, el que tenía la línea aportada por el informante.
“Más allá de que le creemos todo al informante, los teléfonos serán la clave para poder probar el plan criminal contra el fiscal Ferrari. Serán peritados para ver si hay mensajes o audios que los incriminen”, dijo a Télam una fuente judicial.
Tras una investigación del fiscal Ferrari, Pardo fue detenido el 7 de octubre de 2015 en su casa del exclusivo barrio de La Horqueta de San Isidro, acusado de liderar la banda que el 24 de agosto de ese año capturó, golpeó y le robó más de 82.000 pesos a la contadora de la sucursal de la parrilla “La Dorita” de la zona del bajo de San Isidro.
Por ese hecho, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro condenó a Pardo a la pena de 8 años de cárcel.
Pero el 26 de febrero de 2014, Pardo ya había sido detenido en una casa que alquilaba en el barrio San Isidro Labrador de Benavídez, partido de Tigre, acusado de ser el “entregador” de un par de robos a mano armada cometidos en ese country.
Por esa causa, el TOC 5 de San Isidro le había otorgado una “probation” con una pena de 3 años de prisión en suspenso.
“Naco Goldfinger” fue uno de los fundadores de Los Fabulosos Cadillacs, la banda de ska y rock nacional surgida en los 80 y que lidera Vicentico, donde tocaba el saxo tenor y con la cual grabó los primeros cinco discos hasta que se alejó en 1991.