| Internas

Cambiemos perdió poder en el Consejo de la Magistratura por la unión del peronismo

La oposición llevará dos representantes de Diputados y dos del Senado. Una maniobra similar había hecho Cambiemos en 2015.

La medida impacta sobre el Consejo.

El Consejo reemplaza este mes sus representantes.

Le dio de tomar su misma medicina. La oposición de la Cámara de Diputados se unificó y le arrebató un lugar a Cambiemos en el Consejo de la Magistratura, el organismo encargado de elegir a los candidatos a jueces, merced a un acuerdo que alcanzó el massismo con el kirchnerismo y parte del bloque de Argentina Federal.

De esta forma, el oficialismo no podrá tener los dos tercios del organismo encargado además de juzgar la conducta de los magistrados y administrar los fondos del Poder Judicial de la Nación.

Decimos que le hizo beber su propia medicina, porque Cambiemos había llevado adelante una maniobra similar en 2015, cuando unió a integrantes de diferentes bancadas para conseguir dos representantes.

Con esta movida la oposición tendrá cuatro de los seis de los representantes parlamentarios en el Consejo de la Magistratura y el oficialismo puede alcanzar entre propios y aliados 7 de los 13 miembros, con lo cual mantendrá la mayoría pero sin los dos tercios claves para la designación y remoción de jueces.

El conglomerado opositor conformado por el peronismo y el Frente Cívico de Santiago del Estero reunió 129 firmas contra 121 que juntó Cambiemos, con lo cual el oficialismo sólo mantendrá a Pablo Tonelli y deberá resignar el lugar de Mario Negri.

De esta manera, y por la oposición integrará el cuerpo, Eduardo “Wado” De Pedro, en reemplazo del actual consejero Rodolfo Tailhade, y la massista del Frente Renovador, Graciela Camaño.

En cuanto a los suplentes, la oposición propone a la kirchnerista Vanesa Siley y al cordobés Martín Llaryora, mientras que el oficialismo postula al dirigente de la Coalición Cívica Juan Manuel López.

A esta ofensiva opositora se suma la movida del justicialismo en el Senado que logró quedarse con dos lugares en ese organismo que ocuparán Miguel Ángel Pichetto y Ada Itúrrrez de Cappellini, quienes reemplazan a Mario Pais y Rodolfo Urtubey.

El acuerdo opositor se comenzó a gestar anoche en forma sigilosa y sorprendió al oficialismo ya que hace varios días el presidente del cuerpo, Emilio Monzó, había confiado a sus allegados que tenía los números para que el oficialismo pueda mantener los dos representantes en el Consejo de la Magistratura.

Ahora solo falta que el presidente de la Cámara Emilio Monzó firme la resolución que debe enviar al Consejo de la Magistratura, con los nuevos representantes que tendrá este cuerpo legislativo en el organismo tripartito y que deben asumir la semana próxima.

La ley del Consejo de la Magistratura establece que los presidentes de las cámaras de Diputados y del Senado deben designar dos miembros por a la mayoría y uno por la primera minoría, pero en el 2015 Cambiemos le sacó la silla al kirchnerismo -que tenía el bloque más numeroso-y convirtió en consejero al macrista Tonelli.

Ahora la oposición utilizó el mismo método que efectuó en su momento Cambiemos, de juntar firmas de diferentes bloques para armar una mayoría que le permita imponer a los dos miembros de este estratégico organismo tripartito.

En la nota presentada en la mesa de Entradas la oposición logró juntar la firma de 18 bloques que reúnen el acuerdo de 129 legisladores, de los cuales 64 fueron aportados por el Frente para la Victoria, 18 del justicialismo, 14 del Frente Renovador, seis del Frente Cívico por Santiago de Estero.

También rubricaron el acuerdo la legisladora del bloque “Somos” que conduce Victoria Donda, el Movimiento Evita, Córdoba Federal, Elijo Catamarca, tres monobloques sanjuaninos, los justicialistas por Tucumán, y cuatro monobloques ligados al kirchnerismo, el independiente mendocino José Luis Ramón.

Por su parte, Cambiemos juntó 121 firmas, ya que a los 108 propios del interbloque oficialista se sumaron los 3 de Evolución Radical de Martín Lousteau; la neuquina Alma Sapag; los 4 de Unidad Justicialista -los puntanos más cercanos a Adolfo Rodríguez Saá y los 5 misioneros del Frente para la Concordia, que forman parte de Argentina Federal.

Los bloques que decidieron permanecer al margen de esta controversia fueron las dos bancadas de izquierda, el Partido Socialista de los Trabajadores y el Partido Obrero. También prefirió evitar definirse por el oficialismo y la oposición la cordobesa Adriana Nazerio y la chubutense Rosa Muñoz.

 


Compartir: