| Conflicto

El juez rechazó el arresto de Pablo Moyano por falta de pruebas

El juez sostuvo que no está probado que el dirigente estuviera asociado con el jefe de la barra para defraudar a Independiente.

Pablo y Hugo Moyano están siendo investigados.

Pablo y Hugo Moyano están siendo investigados.

Endeble y contradictoria. Esos fueron dos de los adjetivos que el juez de Garantías Luis Carzoglio utilizó para caracterizar el pedido de detención que el fiscal Sebastián Escalera formuló para requerir el arresto de Pablo Moyano, secretario general del sindicatos de Camiones y vicepresidente de Independiente.

Para la Fiscalía  Moyano era el jefe de una asociación ilícita dedicada a defraudar a Independiente en sociedad con “Bebote” Alvarez, jefe de la barray detenido en el mismo expediente. El fiscal sostiene que barras y dirigentes se unieron para defraudar al club, algo difícil de demostrar.

En la resolución, el juez señaló que “las presuntas acciones y conductas de (Pablo) Moyano de ningún modo, y por el momento, pueden considerarse abarcadas por las figuras que se le pretenden endilgar” y advirtió que el pedido de detención por parte de Scalera es “endeble” y hasta “contradictoria” por momentos al intentar vincular al hijo de Hugo Moyano con la barra brava del club de Avellaneda.

El fiscal sostiene -sobre la de base de escuchas y comunicaciones telefónicas- que los barras del Rojo obtenían beneficios (como viajes y entrega de entradas para la reventa) a través de los directivos, con Pablo Moyano a la cabeza.  “La obtención de beneficios jamás podrían desarrollarse sin la convivencia, autorización o beneplácito de las autoridades del Club Independiente”, señaló Scalera.

Según señala la resolución del juez Carzoglio, a la que tuvo acceso CyR, el fiscal de Lomas de Zamora advierte que los dirigentes del club podrían intentar justificar su accionar basándose en la condición de “violentos” de los barras. “Las autoridades nada podrían hacer, pues, de someterse a sus designios aquellas también se verían afectadas por el despliegue criminal del grupo violento”, detalla el magistrado.

Pero para Carzoglio ninguna de las escuchas incorporadas en la causa da cuenta de la participación de Moyano en su presunto carácter de Jefe de asociación ilícita y sostiene que ese rol le pertenece a Pablo “Bebote” Álvarez. “Ninguna, en algún momento se lo menciona, de las escuchas telefónicas o comunicación presentada por el Dr. Scalera lleva a involucrar a Moyano en cuanto al papel que se le pretende arrogar”, señala.

Y agrega: “No encuentro peligro procesal alguno que hiciera necesaria la privación de libertad de Pablo Moyano teniendo en cuenta que se trata de un personaje de actuación pública, agregando a ello que no surge antecedentes condenatorios alguno para justificar la medida que se requiere. Por todo ello, no voy a hacer lugar a lo requerido por el señor agente fiscal”.

El juez Carzoglio rechazó detener a Pablo Moyano y dijo que no lo aprietan con carpetazos

“Carzoglio no es un juez común. Llegó al cargo de grande, por concurso, apadrinado por el ex intendente de Avellaneda Baldomero Cacho Alvarez, un peronista no-kirchnerista. El magistrado es peronista, hincha de Independiente y su hijo fue parte de la conducción del club durante la gestión Cantero. En aquella época, Carzoglio benefició al club concediendo algunos amparos que le permitieron jugar a varios futbolistas rojos”, lo define el diario Página 12.

Los argumentos del juez

  • “Por las razones que expondré, no puede involucrarse a Pablo Moyano en asociación alguna de individuos para cometer delitos y menos en carácter de jefe, como pretende el requirente sosteniendo la existencia de una relación con un grupo indeterminado de individuos, en este caso la barra brava del Club Atlético Independiente, pero desde el nivel dirigencia de la institución accediendo o no a los pedidos del indiscutido jefe de la barra brava, Pablo “Bebote” Álvarez, todo a través de presiones propias de la organización liderada por este último”.
  • “Sirviendo de interlocutor para ello Ayelen Petrov, alias “El Polaco”, en su claro papel de organizador dentro de la barra, sujeto a órdenes y directivas de Álvarez, todas cerrando a pedidos y exigencias hacia la directiva de la institución”.
  • “Tampoco aparece en constancia alguna que Moyano integre el armado liderado por Álvarez ni que haya sido acreditado en la presente la voluntad del primero de cometer delito alguno junto a los integrantes de la barra”.
  • “Tampoco surge de lo analizado que Moyano tenga dentro de la organización liderada por Bebote rol, papel o función determinada alguna, caracterizándose su relación con el grupo solamente en cuanto a recibir sus requerimientos, satisfaciéndolos o no, desde su jerarquía de directivo del Club Atlético Independiente”.
  • “Que tampoco surge que Moyano se halle integrado de manera alguna dentro de la organización interna de la barra, hallándose solamente relacionado con la misma, y a través de Petrov, según las exigencias y requerimientos de Pablo Álvarez, este último en su carácter de jefe del grupo”.
  • “Menos le cabe a Moyano, por el momento, el presunto carácter de jefe de la presunta asociación ilícita ya que de ninguna constancia surge indicio alguno de que comandaría la misma”.
  • “Tampoco resulta acreditado que Moyano haya actuado en el establecimiento de la presunta asociación ilícita ni en su coordinación. La actuación de Bebote y su grupo en Independiente data desde mucho antes de la asunción de Moyano en la conducción del club”.
  • “La petición del fiscal, endeble en sus fundamentos y hasta contradictoria, debe resaltarse que en una parte de la misma admite y tiene por probada la ´existencia de una fuente de financiamiento de los barrabravas de algunas hinchadas que consiste en apretar a jugadores y técnicos de fútbol, mencionándose como fuente de ese financiamiento a Cristian Bragarnik, quien les suministraba a aquellos dinero a cambio del manejo y control de la tribuna al mismo tiempo de asegurarse que de esa manera los jugadores que representaba quedaban libres de agresiones por parte de los barras”.
  • “En el informe al que se refiere Scalera, referido a un viaje de la barra brava a Perú, no hace mención alguna a la participación de Moyano en gestión alguna en su presunto carácter de Jefe de asociación ilícita, mencionando sí en un rol activo a Bebote Álvarez y a Petrov llegando inclusive a referirse a determinados integrantes de la barra que ´en ausencia de Álvarez, forman parte de su círculo de confianza y brazos ejecutores de todas las actividades que el investigado les encomienda realizar´”.
  • “En un informe elaborado por Rafael Moreno Kierman, funcionario policial, se deja constancia que el club le da (a la barra) cierta cantidad de entradas para repartir para su gente y ellos en lugar de repartirlas las venden, ubicando a Bebote Álvarez a la cabeza de la barra del Club Atlético Independiente sin hacer mención alguna de Moyano en la conducción o co-conducción del grupo”.
  • “Se menciona la aplicación del derecho de admisión, dispuesto por la APREVIDE, a ciertos barras a pedido de la comisión directiva del Club Atlético Independiente, hallándose entre sus miembros el imputado Moyano“.
  • “El Dr. Juan Manuel Lugones (titular de la APREVIDE) acompañando una presentación que lleva su firma alude a que ´Álvarez ha sido el jefe histórico de la barrabrava de Independiente y que desde su aprehensión este grupo de barras ha sido manejado por sus lugartenientes´. En nada hace alusión al imputado Moyano como co-conductor o jefe del grupo”.
  • “Ninguna, en algún momento de lo menciona, de las escuchas telefónicas o comunicación presentada por el Dr Scalera lleva a involucrar a Moyano en cuanto al papel que se le pretende arrogar a través del nuevo giro de la tarea fiscal”.
  • “Las escuchas se refieren a manejos con carnets y la relación presunta entre Yoyo Maldonado (Secretario General del club) y la barra brava de Independiente, a la inocultable relación del Polaco Prtrov con Pablo Álvarez, al que se lo incluyó como participe en la barra y amigo de este último”.
  • “Por el momento no solo no se halla acreditada la calidad de jefe de la barra brava que se endilga a Moyano, sino también la forma de actuar de Bebote Álvarez y su gente a la necesidad de obtener algo de la dirigencia del Club Atlético Independiente”.
  • “En una de las comunicaciones, del 28 de julio de 2017, El Polaco, claro organizador de la asociación ilícita liderada por Bebote le expresa al denominado Fer, también integrante del grupo, que ´yo el próximo viaje me voy a organizar con vos antes, después, si autorizan o no, es otro tema pero por lo menos tener toda la pista armada ¿entendés?´. Es evidente que Pablo Moyano resultaría ajeno a decisión alguna de la barra brava ya que él, como autoridad del club, sería el requerido y reclamado por Álvarez y su gente”.
  • “No queda de ningún modo acreditado que Moyano sea jefe de la asociación ilícita investigada en la presente. Surge evidente que, por el momento, el hefe de la asociación ilícita denominada ´Los Diablos Rojos´ resulta ser, sin dudas, Pablo Bebote Álvarez, persona en derredor de la cual funciona la organización que comanda alimentándose la misma, entre otras fuentes de recursos, de lo que recibe de las autoridades del club Independiente a través de requerimientos que llegan hasta la violencia a cambio de alentar al equipo de fútbol”.
  • “Es dentro de la barra que Bebote emite directivas respecto de sus inferiores utilizando al Polaco Petrov, organizador y coordinador del grupo, como nexo entre los integrantes de la Comisión Directiva del Club Atlético Independiente para transmitir sus pedidos y exigencias”.