| Justicia federal

El intendente de Paraná fue procesado por financiar a un grupo narco

El juez Leandro Ríos sostuvo que Sergio Varisco financió al narcotráfico y que tenía un acuerdo con un jefe narco detenido en otra causa, que también fue procesado.

El intendente Varisco con el presidente Mac ri.

El intendente Varisco con el presidente Mac ri.

El intendente de Paraná, el radical Sergio Varisco, fue procesado por la Justicia Federal como “coautor penalmente responsable del delito de financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes en concurso ideal con el delito de peculado”, por haber utilizado fondos y medios logísticos pertenecientes al Estado municipal, para el almacenamiento, distribución y venta de drogas.
La medida la tomo el juez federal Leandro Ríos en la causa que lo investiga por su presunta vinculación con una organización de narcotráfico, que derivó en múltiples allanamientos en la Municipalidad local y la detención de un concejal y un funcionario municipal.
Ríos además dictó un embargo de un millón de pesos sobre los bienes del funcionario en concepto de caución real para mantener su excarcelación, dijeron las fuentes. Por lo que el intendente podrá continuar en libertad mientras siga la causa.
En la misma resolución, el magistrado procesó con prisión preventiva al concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y a la subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, quienes están detenidos desde el 4 de este mes. De esta manera, Hernández continuará alojado en la Unidad Penal Número 6, mientras que Bordeira en la cárcel de mujeres.
La causa que se le sigue al intendente comenzó el 28 de mayo del año pasado, cuando fue detenido Daniel “Tavi” Celis, acusado de comandar una organización narco que aprovechaba sus contactos políticos y policiales para comercializar drogas en la zona.
En aquel momento, los investigadores descubrieron que la banda estaba descargando desde una avioneta en Colonia Avellaneda, una pequeña localidad cercana a Paraná, más de 300 kilos de marihuana, que fueron secuestrados.
El magistrado imputó al intendente como “financiador del transporte y comercialización de estupefacientes” y dispuso que “en virtud de encontrarse en funciones y ejerciendo el cargo de presidente municipal de la Municipalidad de Paraná, lo que conlleva arraigo de carácter institucional en el ejercicio de un cargo unipersonal (…) se mantenga por el momento en el estado de libertad”.
Según consignó Página 12, los recursos del municipio sirvieron para pagarle los sueldos a 33 personas que está demostrado que respondían a Daniel “Tavi” Celis, reconocido jefe del narcotráfico en Entre Ríos, quien está preso desde 2016 por otros hechos, y que también fue ahora procesado en la misma causa que el jefe comunal.
La relación entre Varisco y Celis se debe, según señaló el juez Ríos en una resolución anterior, a un “acuerdo político” según el cual el todavía intendente radical en Cambiemos recibió fondos aportados por Celis, es decir por el narcotráfico, para su campaña preelectoral de 2015 que lo llevó ese año a la intendencia. Como contraprestación, a poco de asumir el cargo, Varisco designó –de acuerdo a la acusación del juez– a los hombres que les marcó Celis en la Unidad Municipal 2, que se convirtió en un bunker para el acopio, reparto en camiones municipales y venta de cocaína, entre otras drogas.

 

Artículos relacionados