| Tema del día

Para su defensa, Migliore es víctima de la barra de Boca

Por Ignacio Ramírez.

El arquero de San Lorenzo Pablo Alejandro Migliore (31), no tiene antecedentes penales, pero está alojado en el Módulo 1 del Penal Federal  de Ezeiza con seis personas y en el mismo sector que los músicos de Callejeros, condenados por el incendio en el boliche Cromañón, acusado de encubrimiento de homicidio.

Casado desde hace cinco años, tiene tres hijos, dos con su actual mujer. Reconocido hincha de Boca, siempre se lo emparentó con la barra “xeneize”, al igual que a su hermano Fernando, quien fue baleado en un choque entre hinchas en marzo de 2012. “El Loco”, hace las compras con sus hijos, y es definido por su entorno como “un muchacho de barrio, un bien pibe”.

El arquero quedó detenido en la cárcel de Ezeiza.

El arquero quedó detenido en la cárcel de Ezeiza.

Miglore está detenido acusado del delito de “encubrimiento agravado”. Una calificación excarcelable que establece penas que van desde los 6 meses a los 6 años de prisión. La estrategia legal del arquero, se fundamentará en un fallo que se conocerá en la tarde de hoy, cuando la Sala VII de la Cámara de Apelaciones resuelva si libera a otro barra, Maximiliano Levy, imputado por el mismo delito.

A Migliore se lo acusa de haber ayudado al barra Maximiliano “El Maxi” Mázzaro (32), prófugo acusado de homicidio. Está sospechado de encubrir al segundo de la barra brava de Boca. La estrategia de la defensa es clara: Migliore es una víctima de la barrabrava de Boca. El penalista Víctor Stinfale, junto con el codefensor Matías Morla, aseguran que Migliore era presionado desde hace meses por Mazzaro.

Las pruebas contra Migliore se centran en una escucha telefónica en la que se registró a Mazzaro hablando con un tercero y supuestamente diciendo que el arquero de San Lorenzo iba a ayudarlo con un auto importado.

Las escuchas fueron claves en la detención de otro barra, Maximiliano Levy; amigo de Mazzaro, quien esta detenido desde hace tres meses, acusado por el mismo delito. El diálogo es entre Levy y María Borras (28), esposa del barra prófugo. Ambos barras son íntimos amigos hace más de una década.

“Para mí Maximiliano Mazzaro es como si fuera mi hermano”, afirmo Levy en su declaración indagatoria ante el juez de Instrucción Nº 5 de  la ciudad de Buenos Aires,Manuel de Campos, quien investiga el crimen de Ernesto Cirini (58), ocurrido en Mataderos el 29 de agosto de 2011, en Pieres y Caaguazú. En esa esquina la víctima fue atacada a golpes y sufrió lesiones que le provocaron la muerte dos días después en un hospital. La pelea comenzó supuestamente por una discusión vecinal por un perro.

Desde el 7 de enero, por este mismo crimen, está detenido el líder de “La 12”, Mauro Martín. Días antes, había sido apresado su cuñado Gustavo Daniel Petrinelli y otro integrante de barra de Boca, Maximiliano Levy, acusado de encubrimiento.

El juez De Campos ya le negó la excarcelación a Levy, por lo que para la defensa del arquero detenido es importante si la Cámara finalmente lo libera hoy porque entiende que a futuro, llegado al caso, hará lo mismo con Migliore.

El abogado defensor Stinfale dijo que “si el juez quiere, lo puede tener detenido dos semanas. Tenemos que pensar un poco, ver qué pruebas hay .Si existió alguna acción de prestarle un dinero a una persona prófuga, hay que tener en cuenta que esa persona es un hincha de fútbol caracterizado y no es fácil decirle ‘no’ a una persona de esas características”.

Sin embargo, la investigación judicial apunta que existen elementos suficientes para creer que Migliore realizó una serie de acciones para garantizar la impunidad de Mázzaro en la causa en la que se encuentra prófugo.


Compartir: