| Tema del día

Presentan dos proyectos en el Congreso para castigar a los clientes de las prostitutas

Por Rodolfo Palacios.

Un grupo de hombres patrulla las calles de Estocolmo por las noches. Investigan a los mafiosos por Internet y buscan rescatar a las mujeres esclavizadas por los proxenetas. Pero también buscan a los clientes que pagan por sexo. Si los encuentran in fraganti, los detienen para que la Justicia los castigue con seis meses de cárcel o les imponga una multa. La escena podría ser de una novela inédita del prolífico y malogrado Stieg Larsson, autor de la saga Millenium. Pero no: son parte de la realidad. Una realidad que podría vivirse en las calles argentinas si prospera cualquiera de los dos proyectos de ley que serán presentados mañana en el Congreso y proponen penar al hombre que consume prostitución.

Uno de los proyectos es del senador nacional Aníbal Fernández (Frente por la Victoria) y plantea penalizar sólo a los clientes que sea sorprendido con una mujer víctima de la trata. El otro será presentado por la diputada nacional Marcela Rodríguez, que busca prevenir y reprimir la explotación sexual y la trata de personas. A diferencia del proyecto de ley de Fernández, el que elaboró Rodríguez también propone castigar a todos los clientes bajo la figura que penaliza al que “compra una persona para su uso sexual”. Impone pena de seis meses a tres años. Fernández no adelantó los detalles de su proyecto. “Se sabrán las penas y los argumentos el miércoles, pero es distinto al de Rodríguez, que se basa en el modelo implementado por Suecia. La diferencia es que la policía sueca no tiene casos de corrupción como la Bonaerense”, contó a CyR un asesor de Fernández.

La ley sueca que combate a los clientes considera que es ilícito alquilar un cuerpo humano y que si no hubiera demanda, no habría oferta. En eso coincide la diputada Rodríguez: “Sin ningún tipo de explotación sexual no hay trata”. En cambio, Fernández no propone castigar a todos los clientes, sino a aquellos que pagan por tener sexo con una mujer víctima de las mafias de los proxenetas.

El proyecto de Fernández propone castigar a los clientes de víctimas de trata.

El proyecto de Fernández propone castigar a los clientes de víctimas de trata.

En una entrevista con Víctor Hugo Morales en radio Continental, Fernández respondió a una de los mayores interrogantes que se plantean: ¿cómo diferenciar si el cliente está con una mujer que se prostituye con su consentimiento de otra que es rehén?  “Lo que se encuentra en el camino es tan oprobioso, que uno se da cuenta muy fácil”.

“Si a los clientes no se los convence por lo moral o por no honorable –dijo Fernández–, se deberá hacer por lo penal. Siempre he insistido, por una vieja definición internacional que dice sin clientes no hay trata, que había que sancionar al cliente. Tiene que penarse a aquel que consume, para evitar que nuestras chicas sean explotadas, secuestradas o manipuladas en cualquier lugar del país y así podremos conseguir que no exista una actividad tan deleznable”.

Este proyecto va de la mano con las medidas que ha tomado el gobierno para combatir la trata, después de que en 2012 se prohibiera la publicación de avisos que promovieran la prostitución en el rubro 59, lo que llevó a muchos proxenetas a usar Internet para seguir fomentando el mercado sexual. ¿Si se aprueba alguno de estos proyectos surgirán otros caminos para seguir con el negocio sucio de la prostitución? ¿Qué estrategias desplegarán los abogados defensores de los clientes detenidos?

Para el abogado penalista Hugo López Carribero, la penalización es una actitud legislativa válida y atendible. “Pero creo que será de imposible aplicación táctica. No conozco ningún país que penalice al cliente y en todo caso la prostituta liberal será también participe o instigadora del delito que consuma el cliente. Es verdad que sin clientes no hay prostitutas, pero a la inversa también es cierto. Otro tema es combatir la trata de personas, allí todo los intentos deben ser considerados”. Sin embargo, ninguno de los proyectos contempla el castigo de la prostituta.

La movida contra los clientes es mundial. Hace dos años, celebridades posaron con carteles que decían: “Los hombres de verdad no compran chicas”. Entre los que apoyaron la iniciativa estuvieron Sean Penn, Justin Timberlake, Eva Longoria y Edward Norton.

El tema generó voces a favor y en contra. Para Fabiana Túnez, titular de la Casa del Encuentro, una ONG que asiste a las víctimas de trata, “si se aprueba el proyecto será un duro golpe para las mafias. Y puede ser una forma de convencer a los clientes, que si no fuera por ellos no habría oferta sexual”. Pero desde la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar) salieron a criticar a los dos proyectos. “Los rechazamos totalmente porque no atacan el problema de fondo. Además el Código Penal castiga el proxenetismo con fines de esclavitud. Nos gustaría que nos convocaran para debatir el tema. Le vamos a pedir una audiencia a Aníbal Fernández. No se puede comparar a una prostituta que elige prostituirse a una mujer que es víctima de la trata. Nosotros hemos pedido que se regularice el ejercicio de la prostitución, que paguemos impuestos, nos den obra social y nos hagan aportes jubilatorios”, dijo a CyR Georgina Orellano, de Ammar Capital Federal. También criticó a la clase política: “Ellos dicen ‘sin clientes no hay trata’, pero nosotras decimos que sin corrupción judicial, policial y política tampoco habría trata”.

Rodríguez plantea modificar el Código Penal e incorpora como artículo 126 bis este texto: “Será reprimido con prisión de seis (6) meses a tres (3) años el que ofreciere o entregare una suma de dinero o una cosa apreciable en dinero o provecho económico o cualquier tipo de beneficio por el uso sexual de una persona. Lo dispuesto en el párrafo anterior es aplicable también en el caso de que el pago del dinero o la entrega de la cosa apreciable en dinero o beneficio sea realizado por una tercera persona. En ningún caso son punibles por la comisión de este delito las personas prostituidas”.

“Como indica Amnesty International, es deber del Estado no sólo impulsar una investigación seria y comprometida para identificar, juzgar y condenar a los responsables, sino también prevenir la trata de personas con fines de explotación sexual”, escribió Aníbal Fernández en su blog (www.anibalfernandez.com.ar).

“Hay lugares que son increíbles, mujeres en situación casi de animales, que las sacan para trabajar y una vez que terminan las meten adentro de la habitación con una reja y candado”, dijo el senador. Al final, dejó una advertencia al cliente de prostitutas: “Sepan que van a tener una complicación grande, eh, van a tener problemas con la ley y van a tener que pagar por ello”.

 


Compartir: