| De locos

Garavano se reunió con Lorenzetti el mismo día que lo denunció Carrió

Marcos Peña y Garavano fueron a reunirse con los miembros de la Corte, mientras la diputada amplió el pedido de juicio político para el titular del máximo tribunal.

Los ministros del Ejecutivo con los ministro de la Corte.

Los ministros del Ejecutivo con los ministro de la Corte.

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se reunieron el lunes con los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, en el Palacio de los tribunales, el mismo día que Elisa Carrió amplió su denuncia contra el titular del máximo tribunal.

Según informó la Corte, en un encuentro institucional, Peña y Garavano, en representación del Poder Ejecutivo Nacional y  Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, en representación de la Corte, acordaron una agenda común en relación al proceso de reformas de la Justicia.

Garavano destacó que “se acordó un cronograma de reuniones mensuales, para poder avanzar en las reformas que impulsa la CSJN, que requieren del apoyo de los tres poderes del Estado, y se trata de un proceso de transformaciones hacia el interior del propio Poder Judicial”.

“Capaz juegan al policía bueno y al policía malo”, comentaban en los bares cercanos a la Corte, para comentar lo paradójico de la reunión el mismo día en Carrió presentó su pedido de ampliación del juicio político contra Lorenzetti, que presentó hace un año.

El proceso de reformas, fue anunciado por la Corte en el acto de apertura del año judicial, por su parte el Ministerio de Justicia, a través del Programa de Gobierno Abierto Justicia 2020, impulsa una serie transformaciones, lo que convierte al tema en una política de Estado.

La Corte Suprema en pleno manifestó “la necesidad de contar con la cooperación de los demás poderes del Estado, a fin de concretar las reformas y agilizar así los procesos judiciales y lograr una mejor tutela efectiva de los derechos de los ciudadanos”.

“Podemos estar en desacuerdo con algún fallo o alguna acordada, pero no nos gusta hablar de rispideces; cada uno hace lo que considera correcto en el ámbito de su competencia y somos respetuosos de eso”, expresó el ministro al retirarse esta tarde el Palacio de Justicia.

Los dichos de Garavano se dan de patadas con la embestida de Carrió, quien ayer sostuvo que “el doctor Lorenzetti está montando un aparato de inteligencia a través del sistema de escuchas, del de peritos y a través de la nueva asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado”.

Así lo señala el texto que presentó Carrió ante la Cámara de Diputados, con el que amplió el pedido de juicio político que realizó en abril del año pasado.

De acuerdo con el contenido del nuevo escrito,  Carrió afirma que Lorenzetti usa la “oficina de captaciones judiciales para generar su servicio de inteligencia” y, además, señala que incidió en la inhabilitación del tribunal que debía juzgar a Cristina Kirchner en dos causas de corrupción y en la liberación de Cristóbal López.

La diputada de la Coalición Cívica subraya que el titular de la Corte “repartió cargos de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (de la que depende la oficina de escuchas) entre jueces y fiscales, no sólo promoviendo el nepotismo judicial sino también intentando lograr el silencio de sus inferiores en la Justicia”.