| Decisión

Cristóbal López y Fabián de Sousa, liberados por la Cámara Federal

La Sala I de la Cámara Federal revocó la decisión de Ercolini y cambió la calificación del delito por el cual habían sido detenidos los empresarios en diciembre pasado.

López sale de la cárcel de Ezeiza,

López sale de la cárcel de Ezeiza,

El empresario Cristóbal López quedó en libertad esta tarde desde el penal de Ezeiza, donde estaba detenido, luego de que la Cámara Federal porteña le otorgara la excarcelación, junto a Fabián De Sousa.

El tribunal consideró que la libertad de los dos empresarios no pone en riesgo la investigación contra el Grupo Indalo por haber retenido el impuesto a los combustibles por un monto de 8.000 millones de pesos.

La decisión fue tomada por la Sala I del tribunal de apelaciones, que debió recurrir al voto del camarista Eduardo Farah para desempatar entre las posiciones de Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia, que fue quien consideró que la prisión preventiva debía “ser confirmada”.

Fabián De Sousa está detenido en la cárcel federal de Marcos Paz y se espera también que en el transcurso de la tarde recupere su libertad, al igual que su socio.

Los magistrados confirmaron los procesamientos de López, de De Sousa y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, pero ordenaron liberar a los dos empresarios que estaban detenidos de manera preventiva y modificar la calificación legal del delito que se les atribuye.

Según la acusación, los empresarios usaron el dinero retenido para capitalizar a otras empresas del grupo empresario que lideraba López.
López y De Sousa están detenidos desde fines de diciembre del año pasado, cuando el juez Julián Ercolini entendió que el intento de venta del Grupo Indalo al fondo de Inversión OP investments era un intento de eludir el accionar de la Justicia.

Con los votos de Ballestero y Farah, la Cámara Federal sostuvo que el intento de venta no implicó una obstrucción a la causa penal y que el delito por el que debe investigarse a los procesados es “apropiación indebida de tributos” y no “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

“Si el encierro cautelar fuera el modo adecuado de tutelar las acreencias del Estado, no puedo imaginar cuántos otros empresarios debieran estar acompañando hoy, sin juicio de por medio, a Cristóbal López y a Fabián de Sousa. No se necesitaría otra cosa que hacer un repaso por los más voluminosos procesos que transitan en sede comercial”, sostuvo Ballestero en su voto por la liberación de los empresarios.

“Me veo en el imperativo de revocar los alcances de la prisión preventiva decretada a Cristóbal López y de Fabián de Sousa, ordenando su inmediata libertad, de no mediar otro impedimento”, remarcó el mismo magistrado a cuyo criterio se sumó luego su colega Farah.

“El encarcelamiento de los imputados es incoherente con el criterio adoptado por el mismo juez al mantener la libertad ambulatoria del funcionario público consorte de causa, o el que respecto de ellos mismos se adoptó en otros legajos conexos”, sostuvo Farah.

El delito de “apropiación indebida de tributos” tiene una pena de dos a seis años de prisión para los autores (contribuyentes) y se agravaría en el caso de Echegaray por haber favorecido la comisión del delito desde su posición de funcionario público.

Según el procesamiento que les había dictado el juez Ercolini, López y De Sousa se beneficiaron de “modo sistemático y deliberado” de “facilidades de pago vinculadas al pago del impuesto a la transferencia de combustibles líquidos”, que les facilitó Echegaray entre mayo de 2013 y agosto de 2015.

A los tres procesados, los camaristas les confirmaron embargos por por 8.945 millones de pesos, según surge del fallo de 110 páginas.


Compartir: