| Juicio oral

AMIA: el enojo de Carrió porque el Ministerio no acusó a los ex fiscales

El abogado que representa al Ministerio no los acusó, mientras que la fiscalía la pidió penas. La llama de Carrió al presidente Macri.

El atentado sigue impune.

El atentado sigue impune.

La decisión del Ministerio de Justicia de no proceder en la acusación el juicio por encubrimiento del atentado a la AMIA contra los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia está generando un terremoto subterráneo en el oficialismo y que va más allá de la promesa de Elisa Carrió de promover un juicio político contra Germán Garavano.

Según pudo reconstruir CyR, Carrio habría hablado con Mauricio Macri cuando este se dirigía hacia su retiro espiritual en las afueras de Mar del Plata. “Con lo que hizo hoy Garavano vos mismo como cabeza del Ejecutivo te estas arriesgando a ir preso”, le disparó la diputada.
Carrió le recordó al mandatario los pactos internacionales que se han firmado y el reconocimiento que hizo la Argentina en tribunales del exterior de que su sistema penal fue defectuoso en la investigación del atentado y que había un compromiso para enmendar el accionar del Estado.
“Va a haber un nuevo juicio por las irregularidades de este que se termina y para cuando eso comience ya no se si serás presidente”, remató antes de cortar la comunicación.
Según Carrió, el abogado boquense José Consolé, alfil de Daniel Angelici, no acusó a los ex fiscales porque tiene dudas sobre su grado de culpa, algo que ya se venía rumoreando en quienes siguen a diario las audiencias que se realizan en Comodoro Py.
“Las dudas las puede tener un tribunal, la parte acusadora, al menor indicio acusa y luego resuelven los jueces, el amigo de Angelici dio vuelta el Código de Procedimientos”, bramó Carrió en su despacho.
Debe recordarse que Garavano defendió la decisión de apartar a los abogados de la Unidad AMIA que apoyaban el pedido de condenas contra los ex fiscales, y en cambio imponer al abogado Console que desistió de pedir penas. Un cambio que ya habíua generado ruido.
En la interna del Ministerio Carrió juega alineada con el radical Mario Cimadevilla que dirige la Unidad AMIA. La relación entre Cimadevilla y Garavano está dinamitada. En octubre del año pasado el chubutense buscó al ministro por mensaje: “Germán, se vienen los alegatos en el juicio, tenemos que hablar”. Garavano nunca respondió.
El abogado Consolo tampoco acusó al ex comisario Jorge “El Fino” Palacios, primer jefe de la Policía Metropolitana por decisión de Mauricio Macri. La decisión de no acusar habría sido también una decisión originada en lo más alto del Poder Ejecutivo.
Artículos relacionados