| Noticias

El ex jefe de Policía de Santa Fe, procesado y sigue preso

 

El fiscal acusó a Tognoli de formar una empresa criminal.

El fiscal acusó a Tognoli de formar una empresa criminal.

El ex jefe de la policía de la provincia de Santa Fe Hugo Tognoli fue procesado por el juez federal número 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, quien adoptó la misma medida para el otro imputado en la causa, Carlos Ascaíni, el presunto narco al que protegía Tognoli.

Tognoli fue detenido por segunda vez el 7 de marzo pasado, luego de negarse a declarar ante el juez Vera Barros, quien en noviembre del año pasado le había dictado falta de mérito en la misma causa. El ex jefe de la policia santafesina había sido acusado por el fiscal federal 2 de Rosario, Juan Patricio Murray, de formar una “empresa criminal conjunta” con otros dos policías santafesinos -también procesados en la causa- y el presunto narcotraficante Ascaíni, quien fue detenido el último 9 de marzo.

Según el representante del Ministerio Público Fiscal, el comisario Néstor `Beto` Fernández y el cabo Carlos Quintana facilitaron información a Ascaíni para que pudiera eludir un allanamiento de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en su vivienda de la localidad santafesina de Villa Cañás. Fernández era al momento de los hechos, en 2009, el jefe de la brigada de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones de la localidad de Venado Tuerto, y Quintana se desempeñaba en la seccional de Villa Cañás.

De acuerdo a la acusación, Ascaíni llamó a esa comisaría para preguntar a quién pertenecían dos vehículos que lo seguían, llamado que fue recibido por Quintana. Según el expediente, el cabo avisó a Ascaíni que los vehículos pertenecían a la PSA, tras una averiguación que se hizo mediante un clave de acceso al Registro Nacional de Propiedad Automotor a nombre del comisario Fernández, lo cual le permitió eludir un allanamiento de la fuerza federal.

El fiscal Murray considera además que Tognoli, en ese entonces jefe provincial de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas de Santa Fe), no verificó que un subordinado suyo empleara una clave con un fin que no era el debido.


Compartir: