| Autopsia

El joven mapuche asesinado recibió un disparo de un calibre usado por fuerzas de seguridad

La autopsia confirmó que el joven mapuche fue asesinado con un proyectil de un arma usada por fuerzas de seguridad. Recibió el tiro por la espalda.

Rafael, el joven asesinado el sábado.

Rafael, el joven asesinado el sábado.

La autopsia realizada al cuerpo de Rafael Nahuel (20), quien murió baleado el sábado en un operativo de represión de la Prefectura  a un grupo de mapuches en Villa Mascardi, estableció que el joven recibió un balazo ascendente en un glúteo, que alcanzó a afectar órganos vitales, y que el disparo provino de una pistola calibre 9 mm.

El estudio fue realizado ayer por médicos forenses de la Policía de Río Negro, que no informaron el resultado y anticiparon que recién lo harán oficialmente el “miércoles o jueves”, en forma completa con otras pericias.
La conclusión preliminar informada por fuentes de la investigación indica que se trató de una bala de 9 milímetros, un calibre usado por todas las fuerzas de seguridad, y que el proyectil ingresó por el glúteo.

El dato cobra relevancia porque desde el Gobierno se sostiene que hubo un enfrentamiento a tiros, lo que fue rechazada por la comunidad mapuche. Además, de esta forma se descarta que se hubiera producido la muerte del joven por disparos de los mismos mapuches, como dijeron desde medios oficialistas.

De todos modos, el proyectil extraído del cuerpo deberá ser cotejado con las armas secuestradas a los efectivos de la Prefectura que participaron de la represión a la comunidad mapuche.

El juez federal subrogante de Bariloche Gustavo Villanueva, a cargo de todos los procedimientos desde el desalojo de la comunidad mapuche del jueves, ordenó el mismo sábado el secuestro de las armas de todos los efectivos que participaron del operativo, e hizo lo propio con teléfonos celulares y todos sus dispositivos móviles de comunicación.

El desalojo se produjo el jueves a la mañana y en el lugar que había ocupado la comunidad mapuche había quedado una custodia de un grupo especial de Prefectura, que el sábado en un patrullaje participó de la represión, cuando fue baleado Nahuel.

A Nahuel lo bajaron de la montaña Lautaro Alejandro Gonzáles y Fausto Horacio Jones Huala, los dos mapuches luego detenidos, cuando estaba herido, pero murió antes que pudiera ser atendido en el hospital y, desde ese momento hasta hoy, ningún perito ni investigador pudo llegar al sitio del hecho.

Era un pibe de barrio

Tras la conmoción del asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel, a manos de efectivos de fuerzas de seguridad federales en la localidad de Villa Mascardi, Río Negro, el referente social Alejandro Palmas, integrante de Colectivo al Margen, dialogó con la prensa para contar la relación de la joven víctima con él la organización social y hablar sobre Nahuel, informó la agencia Paco Urondo.

En este contexto, aseguró que “era un pibe de barrio al que le gustaba jugar al fútbol y la cumbia”. Además, detalló que “es un pibe al que le gustaba jugar mucho al fútbol, le gustaba la cumbia. Estaba desocupado. No pudo hacer estudios y estaba tratando de encontrarle la vuelta para llenar la olla”.

Rafael Nahuel participaba dos veces por semanas en  las actividades de la organización social donde se desempeña Palma. En esta misma línea, el referente social explicó que el joven “no era ni RAM ni terrorista”.  Asimismo, desmintió las versiones que intentan instalar las fuerzas de seguridad y afirmó que “era un pibe re tranquilo, pacífico”.


Compartir: