| Jury

Por amplia mayoría el camarista Freiler fue destituido de su cargo

Fue acusado de mal desempeño por no haber podido justificar su patrimonio. Su defensa dijo que el proceso tuvo un alto condimento político.

Freiler durante el jury.

Freiler durante el jury, cuando le tocó defenderse.

En una decisión que no sorprendió a nadie, el suspendido camarista federal Eduardo Freiler fue destituido hoy de su cargo, por mal desempeño de sus funciones, por una mayoría de cinco votos a dos en el Jury de Enjuiciamiento que se desarrolló en su contra en el Consejo de la Magistratura.

Los cinco votos que determinaron la remoción de Freiler fueron dados por los camaristas Inés Cantisani y Jorge Ferro; los senadores nacionales Walter Basilio Barrionuevo (PJ Jujuy) y Silvia Giacoppo (Cambiemos Jujuy) y el diputado nacional Hugo Marcucci (UCR Santa Fe); en tanto en disidencia parcial votó el abogado Raúl Piaggio, y en disidencia total la diputada del FPV-PJ Diana Conti.

La remoción de Freiler fue celebrada por el oficialismo que, en la voz del diputado nacional Pablo Tonelli, expresó la satisfacción por la decisión, y remarcó que los cargos en su contra -formulados por la comisión que él preside en el ámbito del Consejo de la Magistratura- “fueron sólidos y muy contundentes”.

El resultado del juicio no sorprendió porque inclusive desde voceros del peronismo se había deslizado que la defensa de Freiler en el jury había sido muy pobre cuando se lo acusó de enriquecimiento ilícito por no poder justificar algunos de los bienes de su patrimonio.

En declaraciones a la prensa formulada al finalizar la audiencia -que se desarrolló en el edificio de Libertad al 700 del Consejo- el abogado defensor de Freiler durante el proceso, José María Olivares, la decisión del Jury “tuvo un condimento político que está encima de todo” y acusó a Tonelli de haber hecho “todo lo que el Poder Ejecutivo le pidió”.

El 17 de agosto pasado se había aprobado el inicio del proceso de juicio político al camarista, basado en el presunto “mal desempeño” en sus funciones de magistrado, el enriquecimiento del magistrado, aspecto que está siendo investigado desde el punto de vista penal, en una causa que tramita en el fuero federal porteño.

En su momento, el dictamen de la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo fue aprobado con ocho votos, los dos tercios necesarios, dado que la composición del plenario era ese día de 12 miembros, en lugar de 13, por el desplazamiento del senador del Frente para la Victoria Ruperto Godoy y la ausencia de su reemplazante, Mario Pais, cuyo juramento fue tomado después de la votación por la Corte Suprema de Justicia.

Justamente, ese aspecto derivó en un cuestionamiento del trámite por parte de la defensa de Freiler. El dictamen acusatorio contra el camarista Freiler, que instruyó el diputado Tonelli, había tenido su aprobación a fines de mayo en la Comisión de Disciplina y Acusación.

El jury comenzó el 24 de octubre. Entre las irregularidades imputadas a Freiler figuran no poder justificar la compra de un arenero, cuatriciclos, automóviles, terrenos en Necochea y una propiedad en la localidad de Olivos en su declaración jurada.

El 26 de octubre, en una de las audiencias del jury, los consejeros de la magistratura Tonelli y Miguel Piedecasas reclamaron la destitución del camarista federal por “tener una conducta incompatible con la dignidad del cargo”, ya que “en un breve lapso” tuvo egresos que superaron en 30 millones de pesos sus ingresos.

Ese mismo día, Freiler se defendió. Negó ser “un juez corrupto” y dijo sentirse “orgulloso” de los “principios jurídicos” con los que dictó sus fallos. Entre los recursos defensivos de Freiler hubo un pedido de nulidad de la resolución que lo envió juicio político, pero fue rechazado.