| Medidas

Allanamiento y tobillera electrónica para Lagomarsino

Ercolini hizo lugar al dictamen de Taiano indagará a Lagomarsino el mates próximo y le impuso una medida de control de sus movimientos. El guión de la Gendarmería.

Lagomarsino cree que Nisman se suicidó.

Lagomarsino cada vez más complicado.

El allanamiento a la vivienda del técnico informático Diego Lagomarsino, ubicada en la localidad bonaerense de Martínez, finalizó a primeras horas de esta mañana, según informaron fuentes judiciales. La medida fue concretada luego de que ya fuera allanada por primera vez hace más de dos años. Además, se le impuso una tobillera electrónica para monitorear sus movimientos.

El nuevo operativo fue dispuesto ayer por el juez federal Julián Ercolini fue efectivizada por la sección Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional, y por efectivos de la Policía Metropolitana ayer por la tarde y se extendió hasta esta madrugada.

Lagomarsino, el técnico informático que trabajaba con el fiscal Alberto Nisman, fue llamado a prestar declaración indagatoria el martes próximo, tras un dictamen del fiscal Taiano, quien lo acusa de ser partícipe primario en la muertedel fiscal.

Cerca de cumplirse en enero próximo, tres años de la muerte del fiscal de la causa AMIA, es la segunda vez que la justicia allana el domicilio de Lagomarsino, ubicado en un complejo de edificios de Martínez,por lo que no se entiende que se pueda encontrar ahora, tanto tiempo después.

El primer allanamiento se produjo a casi dos meses de la muerte, cuando la jueza por entonces a cargo de la causa era Fabiana Palmaghini, quien dispuso la medida a pedido de la ex esposa de Nisman, la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.

Lagomarsino está vinculado a la causa de la muerte del fiscal Alberto Nisman debido a que fue el técnico informático quien admitió haberle entregado el arma de fuego de su propiedad al fiscal, la que apareció junto al cadáver, en el baño de su domicilio en Puerto Madero.

En la causa que investiga la muerte de Nisman, el fiscal Eduardo Taiano acusó ayer a Lagomarsino de ser partícipe de un “plan criminal” que terminó con la vida del fiscal. El fiscal no lo acusa en forma directa de la muerte, pero dice que es partícipe, que tiene una pena similar a la del homicidio.

Tras el dictamen, el juez Ercolini accedió al pedido de indagatoria solicitado por la fiscalía actuante, programado para el próximo martes en los tribunales federales de Comodoro Py. El magistrado dispuso también que el técnico informático utilice una tobillera electrónica, se presente en el juzgado cada 15 días e informe si viaja más de 100 kilómetros, además de continuar la prohibición de salir del país.

Todo lo resuelto se funda en el cuestionado informe de la Gendarmería que sostiene que Nisman fue asesinado por dos personas que estaban en el baño de su departamento en Puerto Madero. Supuestamente, Lagomarsino llevó el arma con que Nisman fue asesinado por los desconocidos.