| Indagatoria

Cristina dijo que la acusación de Bonadio es absurda e injuriosa

Se presentó en la causa por la firma del Memorándum con Irán. Dijo que Bonadio habia sido apartado de la causa por encubrimiento del atentado.

Cristina estuvo en Retiro.

Cristina estuvo en Retiro.

La ex presidenta y senadora electa Cristina Fernández acusó hoy al gobierno de Mauricio Macri de estar detrás de las causas judiciales en su contra con el fin de conseguir un “Parlamento sumiso”, dijo, que vote a favor del “ajuste” y en ese sentido advirtió: “Conmigo no van a poder”.

“El objetivo de esta persecución judicial es atemorizar a los dirigentes de la oposición; el Gobierno está atrás de esto, quieren un Parlamento sumiso. Pero conmigo no lo va a lograr, porque yo estoy dispuesta a representar a los tres millones y medio de bonaerenses que se manifestaron en contra del ajuste”, alertó.

En las inmediaciones de los tribunales federales de Comodoro Py, luego de presentar un escrito en el que cuestionó duramente al juez Claudio Bonadio en el marco de la causa por presunto encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA, la ex presidenta aseguró ante la militancia: “Conmigo no van a poder”.

“Usted fue imputado por ser parte del encubrimiento al atentado a la AMIA y apartado de la investigación de dicha causa por tal motivo”, dijo Cristina en el escrito que presentó ante el magistrado que investiga la denuncia del fallecido Alberto Nisman.

“Dr. Bonadio, de usted no espero Justicia. Pero confío plenamente que cuando en la Argentina se restituya el Estado de Derecho, tan dramáticamente afectado hoy por la espuria y desvergonzada relación entre el Poder Político y el Poder Judicial, la Justicia que reclamo finalmente se proveerá”, agregó.

Dijo además:

-Debo señalar que la negociación, suscripción y posterior aprobación del Memorándum por parte del Congreso de la Nación son todas conductas que la doctrina clasifica dentro de las denominadas “cuestiones políticas no justiciables”.

– Para concluir señalo que esta acusación es absurda e injuriosa. Resulta insostenible que se considere conducta típica la realización de un acto de relaciones exteriores del Poder Ejecutivo Nacional, ratificado por el Congreso de la Nación, ambos en ejercicio de sus facultades privativas constitucionalmente atribuidas que por cuya naturaleza no pueden ser objeto de revisión judicial. Más aun en el caso de un acto que nunca entró en vigencia y que por lo tanto nunca tuvo efectos jurídicos.

– Como Presidenta de la República Argentina busqué a lo largo de mis dos mandatos promover activamente la política de respeto y plena vigencia a los Derechos Humanos. Y dicha política, inclaudicable, siempre tuvo por objeto impulsar los procesos de búsqueda de Verdad y Justicia a través del avance de las causas que investigaban tanto las gravísimas violaciones a los Derechos Humanos sucedidas en la dictadura cívico-militar que asoló nuestro país en los años 1976- 1983 como así también la incansable búsqueda de Verdad y Justicia para las víctimas del atentado en la AMIA y sus familiares.

-Quien fuera mi canciller, Héctor Timerman, como yo misma, no tuvimos ningún otro propósito al suscribir el Memorándum de Entendimiento que lograr un avance mediante la toma de declaraciones a los imputados iraníes, única forma de que la investigación en curso saliera del punto muerto en que se encuentra y pudiera avanzar hacia el enjuiciamiento de quienes aparecen como sus responsables. Y por ello hemos sido víctimas de difamaciones y hostigamiento.