| Arresto

Último acto de campaña: el arresto del segundo de De Vido

Roberto Baratta fue detenido y luego de ser notificado será trasladado a una cárcel federal por orden de Bonadio, quien también pidió el arresto del ex ministro.

La detención de Roberto Baratta.

La detención de Roberto Baratta.

Fue el último acto de la campaña electoral: el juez Claudio Bonadio ordenó el jueves el arresto del ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta y de su superior el ex ministro de Planificación Julio de Vido.

Baratta se encontraba esta mañana alojado en la Alcaidía de la planta baja de los tribunales federales de Retiro a la espera de ser notificado del arresto ordenado ayer por Bonadio en el marco de una causa por supuestas irregularidades en la compra de gas licuado, tras lo cual será trasladado al penal bonaerense de Marcos Paz.

El ex funcionario, número de dos del ex ministro Julio De Vido, fue llevado a los tribunales de Comodoro Py 2002 tras pasar la noche en la comisaría de la Comuna 12, del barrio porteño de Saavedra, en la calle Ramallo al 4300, hasta donde llegó detenido ayer por orden de Bonadio.

La causa que lo involucra es la investigación de supuestas irregularidades en la compra de gas natural licuado (GNL) que llegaba en barcos a los puertos de Escobar y Bahía Blanca, caso por el que también está procesado el ex titular de Planificación y actual diputado nacional, a quien también el juez federal procesó ayer “con prisión preventiva” por el mismo caso.

En la misa causa, Bonadio procesó a otras 23 personas incluidos ex funcionarios, pero no los arrestó como en los casos de De Vido y Baratta, un ex funcionario que hizo toda su carrera al lado del ex ministro de Planificación durante los tres gobiernos kirchneristas.

Hace dos semanas, De Vido declaró que las compras de GNL fueron “medidas para paliar la necesidad de cubrir una creciente demanda de Gas con soluciones rápidas y eficaces” en el año 2007, y que las compras “jamás tuvieron como consecuencia un perjuicio al Estado y mucho menos implicaron algún tipo de relación personal con el objeto de cometer ilícito alguno”.

Tras conocerse ayer la decisión judicial, De Vido volvió a denunciar que tanto el procesamiento de Rodríguez como éste forman parte de una campaña orquestada por el Gobierno: “Necesitan montar todo este circo para aplicar el más escandaloso y brutal ajuste sobre el pueblo argentino del que se tenga memoria”, escribió el actual diputado nacional en su cuenta de Twitter.

Bonadio sostiene en los procesamientos que hubo un desvío de 7 mil millones de dólares en la compra de los barcos con gas licuado porque los precios eran superiores a los del mercado internacional.

La semana de campaña judicial se inició el martes con la decisión de la Cámara Federal de ordenar el arresto de De Vido en una causa en la que ni siquiera ha sido indagado, trámite que recién cumplirá dentro de un mes el 28 de noviembre próximo.

De todos modos, la Cámara de Diputados votará el próximo miércoles el desafuero del ex ministro y desde ese preciso momento podrá ser detenido, según lo dispuesto este martes por el juez Rodríguez, tal como se lo indicó la Cámara Federal.