| Sospechas

Porqué Echazú es el único gendarme imputado en la causa Maldonado

Emmanuel Echazú aparece herido en la cara. Dijo que recibió un piedrazo en la ruta. Pero la fiscal pidió un peritaje sobre las heridas.

Las heridas de Echazú en la Pu lof.

Las heridas de Echazú en la Pu lof.

Por Rafael Saralegui

Un par de líneas del comunicado difundido hoy por la fiscal de Esquel Silvina Avila disparó la inquietud. La representante del Ministerio Público informó que pidió la participación en la autopsia del cuerpo hallado en el Río Chubut de  “todas las partes que integran la causa –las cinco querellas y el único imputado de la fuerza sospechada que se presentó en el expediente-”.

Las fuentes consultadas dijeron que el único gendarme imputado en el expediente es el subalferez Emmanuel Echazú, quien apareció fotografiado con una herida en el pómulo derecho dentro del predio de la comunidad mapuche, donde Santiago Maldonado fue visto por última vez el 1° de agosto.

Echazú había asegurado que recibió un piedrazo en la cara supuestamente arrojado por uno de los mapuches que habían cortado la ruta 40. Después que los mapuches desalojaron la ruta, los gendarmes los persiguieron dentro del territorio que les reclaman al grupo Benetton.

Las querellas y la fiscal Avila habían pedido un peritaje sobre la herida de Echazú. Se enviaron fotografías de las heridas para ser analizadas por expertos y también se realizaron peritajes sobre las radiografías y los estudios que se le realizaron como consecuencia del piedrazo, que le produjo una fractura en la cara. También se estudia su historia clínica.

Echazú también aparece en fotografías dentro del predio de la comunidad cuando regresa de la costa del río con una escopeta en la mano. Una de las posibilidades es que la herida no la haya recibido en la ruta, sino en el río cuando se enfrenta, quizás con Santiago Maldonado. El mapuche Matías Santana declaró en el expediente haber visto como tres gendarmes golpeaban a Maldonado y luego lo subían a un camión que había ingresado en el terreno. Dijo que después había sido trasladado a una camioneta que partió rumbo a Esquel.

Santana también declaró que Maldonado tenía una campera suya, de color celeste. Explicó que se habían intercambiado la ropa para que los gendarmes no los identificaran, ya que sabían que los filmaban y les sacaban fotos todo el tiempo. Una forma de complicarles las cosas, aunque fuera mínima. Página 12 publicó hoy una fotografía en la que aparece quien sería Santiago con una campera celeste, dentro del predio, cerca de una casilla. El cuerpo encontrado ayer tenía puesto una campera celeste.

Según publicó el mismo diario Echazú tenían heridas en el cuello, lo que confirmaría que pudo haber estado en una pelea con Maldonado en la costa del río. El gendarme hizo una denuncia y acusó al mapuche Santana de haberle provocado la herida de la cara con un piedrazo. Esa denuncia fue aceptada por el juez federal Gustavo Lleral, quien ayer encabezó el procedimiento en el predio de los mapuches donde fue encontrado el cuerpo, que sería de Santiago.

Integrantes de la comunidad mapuche y de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Esquel que participaron del procedimiento ayer, dijeron que el cuerpo había sido “plantado”, ya que fue encontrado en un lugar que había sido rastrillado tres veces y por el cual pasan a diario. De todas formas, otras fuentes del caso consultadas pidieron ser cautas y esperar al resultado de la autopsia, que se realizará en el Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema de Justicia.

El defensor federal de Esquel, Fernando Machado, uno de los primeros en presentar un hábeas corpus para que se investigara la desaparición de Maldonado, hace un par de semanas que tiene en la mira al gendarme Echazú. “Creo que puede ser útil, mi intención es explicar las sospechas que he tenido desde el principio sobre este gendarme y las circunstancias en que se hirió. Si se analizan las fotografías parece que sus lesiones son producto de una pelea. Yo todavía no tuve acceso a los estudios médicos ni al informe de la ART”, dijo Machado en declaraciones al diario Clarín.

Echazú ya se presentó en el expediente, pero declaró como testigo. Fue cuando dijo haber recibido un piedrazo cuando estaba en la ruta. Nada dijo de una pelea en la orilla del río. Otro gendarme, de apellido Robledo, dijo haberle tirado un piedrazo a uno de los mapuches que intentaban cruzar el río.

Artículos relacionados