| Movida

A cinco días de las elecciones la Cámara Federal ordena el arresto de De Vido

La Sala II de la Cámara ordenó el arresto y le pidió al juez Rodríguez que pida su desafuero a la Cámara de Diputados. De Vido será indagado en noviembre.

De Vido cada vez más complicado.

De Vido, cada vez más complicado.

A cinco días de las elecciones la Cámara Federal porteña ordenó hoy detener al ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido, y reclamar para ello el “inmediato” desafuero del actual diputado nacional en la causa en la que se lo investiga por un multimillonario fraude en Yacimientos Carboníferos Río Turbio.

La candidata a senadora por Unidad Ciudadana y ex presidenta, Cristina Kirchner, consideró que el pedido de desafuero y detención del diputado y ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, es parte del “cronograma judicial que va acoplado con el cronograma electoral” impulsado por el Gobierno.

La Cámara dispuso que el juez del caso, Luis Rodríguez, proceda a la “inmediata formalización” del pedido de desafuero ante la Cámara de Diputados de la Nación para luego cumplir con la orden de detención en su contra, según el fallo de la sala II.

En julio el Gobierno impulsó el desafuero del ex ministro en esta misma causa, pero no consiguió los votos necesarios para expulsarlo. Por lo que se descuenta que tras las elecciones del próximo domingo, el oficialismo hará cuentas para determinar si tiene los votos necesarios cuando en diciembre se integren los nuevos legisladores a la Cámara de Diputados.

“Está muy bien que se investigue la corrupción” y quien esté investigado “debe dar explicaciones ante la Justicia, y dar las pruebas allí”, respondió CFK cuando fue consultada sobre la situación judicial del el ministro a partir de la decisión de la Cámara Federal en el marco de la causa por supuesta malversación de fondos en la mina de carbón de Río Turbio. “No defiendo a nadie. Que se investigue a todos. Solo planteo que hay una utilización del Poder Judicial como una fuerza de tareas del Gobierno”, puntualizó la ex presidenta.

La causa investiga la presunta malversación de 26 mil millones de pesos que el Ministerio de Planificación Federal destinó a los Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), mientras que se calculó un perjuicio al Estado de 265 millones de pesos.

Según una investigación de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), los fondos destinados a la modernización de la mina de Río Turbio tuvieron once modificaciones de costo, lo que generó un incrementó de su valor en un 98 por ciento. A lo que también se agregó la puesta en valor de un tren por 344 millones de pesos.

La denuncia por sobreprecios contra De Vido fue instruida por el juez Claudio Bonadio, quien sobreseyó al actual diputado dos veces, la última a fines de mayo. El segundo sobreseimiento fue avalado por el fiscal Guillermo Marijuán, quien no apeló. Tanto Bonadio como Marijuan descartaron en esas dos oportunidades que haya habido sobreprecios.

Sin embargo, la sentencia fue apelada por el fiscal de Investigaciones Administrativas (FIA) Sergio Rodríguez, al que supuestamente le adjudican relaciones con el kirchnerismo y con la procuradora Alejandra Gils Carbó.

Sobre un proyecto en el que se invirtieron unos 26.000 millones de pesos no hubo cuestionamientos ni acusaciones de sobreprecios. Lo cuestionado fueron los convenios tecnológicos firmados entre YCRT y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) sede Río Gallegos. Uno de los objetivos de la UTN era orientar las contrataciones a empresas nacionales lo que llevó, por ejemplo, a que parte de una especie de parantes neumáticos que hay dentro de la mina fueran producidos por Fabricaciones Militares.

El fiscal Stornelli, sin embargo, sostuvo que los convenios con la universidad fueron una forma de evitar controles y que, en materia de compras y adjudicaciones, la UTN se quedaba con un diez por ciento como gastos administrativos.

Ni en la causa judicial ni en el dictamen de Stornelli hubo una pericia que señale que los convenios hayan sido por valores superiores a los de una consultora privada y menos que los precios que abonó la Fundación que tiene la universidad, en los casos de adquisición de bienes, hayan tenido sobreprecios.

“Su encarcelamiento resulta la única alternativa viable para garantizar el éxito de esta investigación”, sostuvo en su voto el camarista Martín Irurzun al referirse a De Vido. Irurzun votó junto con su colega Leopoldo Bruglia por el desafuero y detención del actual diputado nacional mientras que el tercer camarista, Eduardo Farah estuvo de acuerdo en pedir que le quiten los fueros parlamentarios, pero se mostró partidario de fijarle una “fuerte caución” para mantenerlo libre en la causa.

Las órdenes de la Cámara fueron impartidas al juez del caso, Luis Rodríguez, quien ahora tendrá que pedir al Congreso Nacional el desafuero y luego detener a De Vido, algo que hasta ahora el magistrado de instrucción se había negado a realizar aunque sí lo citó a declaración indagatoria para el 28 de noviembre próximo.

“Sin que lo expuesto implique abrir juicio alguno sobre su acierto o sobre la eventual responsabilidad del
nombrado en las maniobras y sin perjuicio de cuanto defina el juez en ocasión de resolver su situación procesal, la totalidad de las circunstancias analizadas permiten concluir que, en tanto se verifican en derredor de De Vido indicios de entidad suficiente como para presumir que su libertad constituye un riesgo para el proceso en curso”, consideró el fallo de la Cámara Federal.

De Vido “puede poner en riesgo, dificultar o impedir la recolección y/o producción de medidas probatorias, obstaculizando de alguna manera el cumplimento de diligencias jurisdiccionales, condicionar o influenciar sobre la prueba testimonial a producirse y afectar en términos generales el avance de la presente investigación”, agregó por su parte el camarista Bruglia.

La detención de De Vido había sido pedida por el fiscal de instrucción del caso, Carlos Stornelli, pero el juez Rodríguez rechazó ordenar esa medida e impulsó en cambio nuevas medidas de prueba con secreto de sumario en el caso, que derivaron en una treintena de citaciones a declaración indagatoria que se llevan adelante actualmente.

La Cámara dejó firme las exenciones de prisión dadas a los demás imputados porque el fiscal ante esa instancia de Apelación, Germán Moldes, desistió de los recursos en su contra presentados por Stornelli.
Moldes sólo sostuvo la apelación en lo referido a De Vido.