| Noticias

La Corte ordenó dictar un nuevo fallo en la causa por la voladura de Río Tercero

La Corte Suprema de Justicia revocó la prescripción de la causa penal que tramita en la Justicia de Córdoba por la explosión de la fábrica militar de Río Tercero, que el 3 de noviembre de 1995 causó siete muertos, centenares de heridos y grandes destrozos en la ciudad.
Fuentes judiciales informaron hoy que el máximo tribunal anuló un fallo de la Sala Dos de la Cámara Nacional de Casación que daba por extinguida la acción penal por el paso del tiempo, en el expediente que tiene como imputados, entre otros, al senador y ex presidente Carlos Menem.
La Corte, en un fallo firmado por Carlos Fayt, Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni, mandó a Casación a dictar un nuevo fallo.

El ex presidente Menem es uno de los imputados.

El ex presidente Menem es uno de los imputados.

En 2010, la Sala Dos de Casación, formada entonces por Gustavo Mitchell, Luis García y Guillermo Yacobucci, había ordenado a la Cámara Federal de Córdoba dictar “un nuevo pronunciamiento acerca de la posible extinción de la acción penal por prescripción”.
Ese fallo se concretó al aceptar Casación un recurso que había planteado la defensa de dos imputados, los militares Jorge Antonio Cornejo Torino y Marcelo Diego Gatto, quienes alegaron “paso excesivo de tiempo” en el trámite judicial.
Sin embargo la abogada y única querellante, Ana Gritti -viuda de Hoder Francisco Dalmasso, muerto en la explosión, y ella fallecida también en 2011- interpuso un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia.
La Fiscalía acompañó el recurso de Gritti -siempre patrocinada por los abogados Ricardo Monner Sans, Aukha Barbero y Horacio Viqueira- cuyos hijos continúan de querellantes en el proceso.
La Corte hizo suyos los argumentos que en octubre de 2011 había esgrimido el entonces procurador General de la Nación, Esteban Righi, que se opuso al cierre por prescripción y juzgó que la causa debía seguir activa.
La familia Dalmasso Gritti y otras víctimas sostienen que la explosión de Río Tercero fue una voladura intencional, con el objetivo de encubrir el faltante de armas causado por el contrabando de pertrechos bélicos a Croacia y Ecuador.


Compartir: