| Por los pasillos

Ratas como perros

En la cárcel federal de Marcos Paz hay una invasión de ratas. Algo que suele ser habitual en todas las prisiones, pero en esa unidad la situación se ha ido de las manos. “Son más grandes que un caniche toy, andan por todos lados. Es algo increíble”, comentó un abogado que fue a visitar a un cliente y se encontró con panorama. Dicen los internos que han pedido a las autoridades del penal que tomen alguna medida. La situación es tan dramática que las ratas no sólo se comen los alimentos de los presos, sino que hasta se comen sus ropas.


Compartir: 
Etiquetas:  ,