| Causa Hotesur

Ercolini citó a indagatoria a Cristina, Florencia y Máximo

Es en la causa por la que se investiga el pago de alquileres. Para la Justicia esos pagos eran por la adjudicación de obras públicas al empresario Lázaro Báez.

Cristina en Comodoro Py.

Cristina tendrá que volver a Comodoro Py.

El juez federal Julián Ercolini citó hoy a declaración indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner, a sus hijos Máximo y Florencia, a su detenido contador Víctor Manzanares y al también preso Lázaro Báez en la causa que investiga el supuesto lavado de dinero proveniente de pago de sobornos, a través de alquileres de plazas hoteleras.

Las declaraciones de un total de 24 acusados comenzarán el 5 de octubre con la apoderada de la firma “Kank y Costilla” del grupo Austral Construcciones, María Alejandra Jaimeson, y terminarán el 20 de diciembre con el escribano de Báez, Ricardo Albornoz, según la resolución del magistrado.

Las indagatorias comenzarán antes de las elecciones de octubre próximo pero la ex Presidenta está citada para después: el 9 de noviembre a las 10 en el cuarto piso de los tribunales federales de Retiro.

Para el 13 a la misma hora se convocó a Máximo Kirchner y para el 15 del mismo mes a Florencia, los dos hijos de la ex Presidenta y actual candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana.
Además se resolvió manenter la inhibición de bienes de los acusados, incluído el que pesa sobre los 4.664.000 dólares hallados en la caja de seguridad del Banco Galicia que tenía Florencia Kirchner, más el millón de dólares de una de sus cuentas bancarias y 53 mil pesos de otra.

Para el juez hay “bastantes elementos de convicción como para fundamentar la verosimilitud de la hipótesis criminal bajo estudio, y los consecuentes montos millonarios emergentes de la maniobra”.

Los acusados “habrían intervenido en las diferentes etapas de las maniobras que fueron diseñadas y pergeñadas, principalmente, por Néstor Carlos Kirchner, Cristina Fernández y Lázaro Antonio Báez para lograr otorgarle apariencia lícita al dinero que había sido irregularmente asignado a empresas de propiedad de este último”, concluyó Ercolini, tras analizar el dictamen en el que los fiscales del caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, le habían reclamado las citaciones.

De hecho, el detenido Báez fue citado a indagatoria para el 28 de noviembre, su hijo Martín para el 30, su hombre de confianza Osvaldo “Bochi” Sanfelice deberá concurrir al juzgado el 4 de diciembre y el detenido contador de los Kirchner, Manzanares, será trasladado desde prisión el 12 de diciembre.

También se citó a la sobrina de la ex presidenta, hija de Alicia Kirchner y presidenta de la sociedad “Hotesur”, Romina Mercado, para el 14 de diciembre.

“Entiendo que existen elementos de convicción suficientes como para avanzar con la sujeción al proceso” y que “se encuentra corroborado el estado de sospecha requerido” para las citaciones a declaración indagatoria, previas a resolverse si se procesa o no a los acusados, según agregó el juez en la resolución. Ercolini recordó que se investiga la “realización de distintos negocios espurios para apropiarse de los fondos públicos”.

Las maniobras investigadas se vinculan a “las ganancias que se habrían obtenido mediante la asignación irregular de la mayor porción de obra pública vial”, delito por el que Ercolini ya procesó a Báez, a la ex presidenta y a otros acusados en la causa por la obra pública en Santa Cruz, actualmente a revisión en la sala I de la Cámara Federal porteña.

Los acusados “habrían montado un circuito económico basado en la actividad hotelera que les habría permitido canalizar regularmente los fondos desde las empresas contratistas de la obra pública y sus vinculadas -propiedad de Báez-, a favor de la empresa Valle Mitre SA, cuya función en el esquema de blanqueo diseñado habría consistido en recibir ese dinero y aplicarlo al negocio de la hotelería”, se remarcó.

De esta manera se logró que “la ganancia ilícita se distancie de su verdadero origen”, según agregó el juez en su resolución. Los fondos se giraban a las empresas Valle Mitre SA, gerenciadora de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas, propiedad del matrimonio Kirchner por alquileres y contratos de consultoría.