| Informe

AMIA: buscan probar si restos sin identificar son del terrorista

Hay restos que no se corresponden con ninguna de las víctimas. Quieren probar si son de Ibrahim Berro. Su familia lo negó en su momento.

Los familiares exigen justicia.

Los familiares exigen justicia.

Los fiscales que investigan el atentado contra la sede de la AMIA ordenaron medidas de prueba para determinar si un perfil de ADN de restos humanos hallados entre los escombros en Pasteur 633 tras el atentado del 18 de julio de 1994 puede ser el del terrorista suicida, ya que no se corresponde con el de ninguna de las víctimas identificadas, tanto de los heridos como los fallecidos.

Según informó hoy la Unidad Fiscal AMIA a través de la página fiscales.gob.ar de la Procuración General de la Nación a la luz de la hipótesis de un atacante suicida se “han dispuesto las medidas pertinentes en el ámbito de la cooperación internacional para intentar cotejar el perfil obtenido con el correspondiente a muestras de familiares del individuo sospechado”.

“El objetivo es lograr un cotejo con una probabilidad significativa de vinculación. Sin perjuicio de ello, también se evalúan hipótesis alternativas y parte del trabajo de reconstrucción de los momentos inmediatos al atentado sirve también a este examen”, informaron los fiscales.

Los investigadores pidieron cooperación internacional para intentar cotejar el perfil de ADN con “muestras de familiares del individuo sospechado”. Se trata de Ibrahim Hussein Berro, a quien se “atribuye haberse inmolado para provocar el atentado”.

A mediados de junio, los fiscales de la UFI AMIA se reunieron con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el subsecretario de Articulación con los Poderes Judiciales y los Ministerios Públicos, Guillermo Soares Gache, y autoridades locales de Interpol para requerir colaboración de El Líbano.

“Distintas líneas de investigación requieren información de ese país: Samuel Salman El Reda, por caso, uno de los imputados con pedido de captura internacional, es probablemente libanés, al igual que Ibrahim Hussein Berro, la persona a quien se atribuye haberse inmolado en la explosión”, informó en su momento la UFI AMIA.

La idea es poder cotejar los restos sin identificar con familiares de Berro, para determinar si hay correspondencia entre ellos. El anuncio de que Berro era el supuesto conductor suicidad fue hecho por el fallecido fiscal Alberto Nisman, pero la familia de Berro negó qué el fuera un terrorista. Los hermanos de Berro dijeron que él era lisiado y que estaba imposibilitado de manejar.

Los hermanos de Berro dijeron que Ibrahim murió en combate en el Líbano el 9 de septiembre de 1994 y que así lo anunció Hezbollah, pero negaron que hubiera sido el conductor de la camioneta Trafic que según la fiscalía provocó la destrucción de la sede la mutual judía.

Los últimos estudios de cotrejo de restos fueron hechos por el Cuerpo Médico Forense, el Equipo Argentino de Antropología Forense y de la Universidad de Buenos Aires y “se confirmó que un perfil no corresponde a víctimas registradas y se esperan resultados de medidas relacionadas con la hipótesis del atacante suicida”, se informó.

Además, se confirmó la identidad de la víctima 85 del atentado y se identificaron restos inhumados en el cementerio de La Tablada como pertenecientes a víctimas ya identificadas.

La victima 85 es Augusto Daniel Jesús, quien falleció en el atentado al igual que su madre María Lourdes. La Unidad Fiscal AMIA quedó a cargo de los fiscales Roberto Salum, Leonardo Filippini y Santiago Eyherabide, luego de la muerte de su anterior titular Alberto Nisman.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,