| Fernando Cartasegna

Internaron en un psiquiátrico al fiscal que denunció tres ataques

Sus familiares dijeron que no comía y estaba muy mal de salud.Había denunciado un ataque en su oficina de los tribunales platenses. Sospechan que fue armado.

Cartasegna dijo que fue atacado en su despacho.

Cartasegna dijo que fue atacado en su despacho.

El fiscal platense Fernando Cartasegna, quien semanas atrás denunció que fue atacado en su despacho de los tribunales platenses, fue internado hoy en una clínica psiquiátrica debido a un “fuerte cuadro de estrés que le produjo una crisis emocional”, informó una fuente judicial.

El vocero explicó que la decisión de trasladar a Cartasegna a un centro de salud mental “la adoptaron sus familiares” debido a que en los últimos días notaron que casi no comía y que su estado de salud se estaba deteriorando.

Cartasegna estuvo al frente de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, especializada en delitos relacionados con la trata y los abusos sexuales, hasta el 3 de mayo cuando fue licenciado por la Procuración de la Corte luego de que dijo haber sido atacado en su despacho.

Ese día, el fiscal aseguró que un desconocido lo atacó y lo golpeó. Fue encontrado por efectivos de seguridad maniatado y encerrado en su despacho de los tribunales platenses, donde apareció en el piso y escrito con azúcar el apellido “Nisman“, en referencia al fallecido fiscal de la causa AMIA.

Después Cartasegna dijo que el desconocido lo había obligado a escribir el nombre con la lengua en el piso. También llamó la atención que estaba atado con las manos hacia adelante.

El fiscal había denunciado también que cuatro días antes sufrió el primer ataque cuando se dirigía a la Fiscalía y al menos dos hombres y una mujer vestidos con ropa de policía antigua lo golpearon cuando bajaba del auto.

Si bien los investigadores sospecharon en un principio que los ataques podrían estar vinculados a alguna causa que investigaba Cartasegna, no descartan tampoco que pueda estar relacionados a una cuestión personal del funcionario judicial. Y tampoco que algunos de los hechos estuvieron armados.

Por ejemplo, en el caso del ataque en su despacho se probó que los afiches con amenazas que se habían encontrado en el edificio habían sido impresos con una máquina de su fiscalía.

En los últimos días, el Fiscal General de La Plata Héctor Vogliolo denunció la existencia de presuntas irregularidades en el ámbito de la UFI 4, precisamente por la faltante de pruebas obtenidas en distintas causas y otras sin rotular.

Hace dos días se conoció también que del ámbito de esa dependencia desapareció el expediente que investiga la desaparición del estudiante de Periodismo Miguel Bru, torturado y asesinado en 1993 en la comisaría 9na. de La Plata y que no fue encontrada durante un arqueo que realizó la Procuración.

Artículos relacionados