| Apelación

Casación decide si Arribas es investigado por recibir coimas

La Cámara Federal hizo lugar a la apelación de la fiscalía de investigaciones administrativas. El cambista brasileño Leonardo Meireilles dijo que le hizo diez giros por 850 mil dólares.

Arribas otra vez en la mira.

Arribas otra vez en la mira.

La Camara Federal de Casación quedó en condiciones de revisar el sobreseimento de Gustavo Arribas, el jefe de los espías y amigo del presidente Mauricio Macri, luego de que un arrepentido brasileño declaró ayer que le había pagado coimas mediante diez giros bancarios.

La Sala I de la Camara Federal resolvió esta tarde hacer lugar a la apelación que hizo la Procuración de Investigaciones Administrativas (PIA) tras el desestimiento del fiscal general Germán Moldes, quien no sostuvo la apelación del fiscal federal Federico Delgado contra el cierre de la causa.

Delgado y Sergio Rodríguez escucharon ayer el testimonio, mediante una videconferencia de Leonardo Meireilles, un operador brasileño condenado en su país en el caso conocido como Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción del país vecino, que llevó a prisión a políticos y ejecutivos.

Arribas había sido investigado tras una denuncia de Elisa Carrió, luego de que el diario La Nacion publicara que Arribas había recibido cinco giros del gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

Pero la causa fue cerrada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, al considerar que no se había probado la existencia de un delito, pese a que en la causa no habían declarado aún los operadores brasileños que efectuaron los giros a la cuenta suiza de Arribas.

Tras la apelación del fiscal Delgado, su superior, el fiscal de Cámara Germán Moldes desistió de sostener la apelación. Pero el sobreseimiento había sido apelado también por la PIA, la Cámara Federal aceptó la apelación y será ahora la Cámara Federal de Casación la que deberá resolver la situación de Arribas.

La decisión de la sala I se produjo por mayoría: los jueces Eduardo Freiler y Jorge Ballestero votaron en favor de aceptar el recurso de la Procuraduria especializada mientras que el camarista Leopoldo Bruglia se manifestó en contra.

“La Procuraduría de Investigaciones Administrativas posee plena legitimación para intervenir en este proceso”, sostuvo Freiler, al conceder el recurso que ahora deberá ser resuelto por la Cámara Federal de Casación Penal, la máxima instancia judicial en la materia.

La Cámara Federal aceptó el recurso menos de 24 horas después de que trascendieran las nuevas declaraciones de Meirelles, el financista brasileño condenado por por la megacausa de corrupción conocida como Lava Jato, que ratificó que le transfirió dinero de coimas a Arribas.

Meirelles sostuvo que le realizó 10 transferencias a Arribas por un total de 850.000 dólares y no cinco como se creía originalmente y que ese dinero era de “coimas” porque ese era el trabajo que hacía Odebrecht luego de ser contactado por quien era su jefe, Alberto Yousseff.

Moldes desistió de sostener el recurso en la instancia siguiente porque “las pruebas producidas despejaron lo realmente ocurrido (existió una transferencia justificada de 70 mil dólares) y esa acreditación permite sostener que la hipótesis que presentó el requerimiento de instrucción no se corroboró“.

Arribas fue denunciado ante la justicia por la diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió el 11 de enero, luego de que el diario La Nación informara que había recibido transferencias bancarias del cambista brasileño Meirelles.

Meirelles es un operador que reconoció haber intermediado en el pago de coimas de la firma Odebrecht en distintas partes del mundo y que se acogió al régimen de “delación premiada” en el marco de la causa del Lava Jato y aportó documentación sobre transferencias bancarias.

Carrió basó su denuncia en registros citados en una nota del diario La Nación, según los cuales Meirelles transfirió un total de 594.518 dólares a través de cinco giros desde una cuenta en Hong Kong a otra en Suiza, a nombre de Arribas, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2013.

“Me imputan haber recibido 594.518 dólares en cinco transferencias por el pago de una supuesta `coima´ de la empresa Odebrecht para que recobrara impulso el proyecto del soterramiento del Sarmiento”, resumió Arribas en un comunicado. El titular de la AFI señaló que “la única de las cinco transferencias que me adjudican y que mi banco recibió y acreditó en mi cuenta es la de 70.495 dólares, que responde a parte del pago de la venta de un inmueble”.

Artículos relacionados