| Lava jato

Moldes se quedó en el ídem y no apeló la causa contra Arribas

El fiscal de Cámara no apoyó la decisión del Federico Delgado, quien apeló la resolución del juez Canicoba Corral de cerrar la causa contra el jefe de los espías..

Arribas fue denunciado por Carrió.

Arribas fue denunciado por Carrió.

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, quedó definitivamente desvinculado de la causa en la que se lo investigó por supuestas transferencias bancarias recibidas desde la empresa constructora Odebrecht, al quedar firme su sobreseimiento ante la decisión del fiscal ante la Cámara Federal porteña de no mantener una apelación.
El sobreseimiento quedó firme luego de que el fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, desistiera de mantener el recurso de apelación presentado por el fiscal Federico Delgado contra el fallo del juez Rodolfo Canicoba Corral.
“Las pruebas producidas despejaron lo realmente ocurrido (existió una transferencia justificada de 70 mil dólares) y esa acreditación permite sostener que la hipótesis que presentó el requerimiento de instrucción no se corroboró. Por eso corresponde poner fin a la investigación”, sostuvo Moldes en el escrito en el que desistió de apelar el fallo de Canicoba Corral.
Al no haber parte querellante en la causa, quedó firme el archivo ordenado por el juez de primera instancia sin que la sala I del Tribunal de Apelaciones tuviera que abordar el tema.
En su resolución, que quedó firme hoy, Canicoba Corral había hecho lugar a un recurso de “excepción por falta de acción” de la defensa del funcionario, le dictó el sobreseimiento y lo desvinculó de la investigación.
Arribas fue denunciado ante la justicia por la diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió el 11 de enero, luego de que el diario La Nación informara que había recibido transferencias bancarias del cambista brasileño Leonardo Meirelles.
Meirelles es un operador que reconoció haber intermediado en el pago de coimas de la firma Odebrecht en distintas partes del mundo y que se acogió al régimen de “delación premiada” en el marco de la causa del Lava Jato y aportó documentación sobre transferencias bancarias.
Carrió basó su denuncia en registros citados en una nota del diario La Nación, según los cuales Meirelles transfirió un total de 594.518 dólares a través de cinco giros desde una cuenta en Hong Kong a otra en Suiza, a nombre de Arribas, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2013.
“Me imputan haber recibido 594.518 dólares en cinco transferencias por el pago de una supuesta `coima´ de la empresa Odebrecht para que recobrara impulso el proyecto del soterramiento del Sarmiento”, resumió Arribas en un comunicado que emitió al respecto.
El titular de la AFI señaló entonces que “la única de las cinco transferencias que me adjudican y que mi banco recibió y acreditó en mi cuenta es la de 70.495 dólares, que responde a parte del pago de la venta de un inmueble”.
Arribas había pedido ser sobreseído antes de que finalizaran las medidas de prueba solicitadas por el fiscal Delgado tendientes a determinar si el funcionario ofició de intermediario para la firma Odebrecht e intervino en el pago de coimas a funcionarios públicos argentinos.
En su desestimación, Moldes se manifestó en contra del pedido de Delgado de tomar declaración a Meireles como testigo: “No es apropiado que declaren como testigos quienes pueden ser involucrados en un tramo de aquella maniobra por la que se los interrogará”.

 

Artículos relacionados