| Debate oral

Pérez Corradi y José Granero van a juicio por el tráfico de efedrina

Pérez Corradi está acusado de haber traficado miles de kilos de efedrina y Granero de no haber controlado el ingreso de ese precursor desde su cargo en la Sedronar.

Pérez Corradi está detenido en Gendarmería.

Pérez Corradi está detenido en Gendarmería.

El fiscal federal Juan Pedro Zoni requirió hoy el envío a juicio oral del ex titular de la Sedronar, Ramón Granero, y del detenido Ibar Pérez Corradi, entre otros, en la causa por supuesto tráfico de efedrina para ser vendida como precursor químico a narcotraficantes.
En un dictamen de elevación a juicio entregado a la jueza federal María Servini, el fiscal consideró cerrada la investigación, según la resolución de unas 70 carillas.
Junto a Granero y Perez Corradi serán juzgados el ex director del Registro Nacional de Precursores Químicos de la Sedronar, Julio De Orue, y los hermanos Máximo, ex funcionario de ceremonial del PAMI y Miguel Angel Zacarías, ex secretario privado de Granero, y Gabriel Yusef Abboud.
“Luego de haberse llevado a cabo una extensa y profunda investigación, se ha podido comprobar prima facie la existencia de una maniobra compleja de narcotráfico internacional, de la cual formaron parte distintas personas, entre las que se encontraron funcionarios públicos de diversos estamentos del Estado Nacional”, concluyó el fiscal en el texto al que accedió Télam.
El fiscal advirtió que “durante el trámite de la presente pesquisa se incorporó cuantioso material probatorio que permitió concluir que el control que se debería haber efectuado desde la Sedronar fue inexistente”.
“En este sentido, se observó que el trámite de la inscripción y autorización ante la Sedronar se trataba de una simple formalidad que no implicaba real control alguno”, agregó.
En este marco, entendió que “resulta indispensable referir que durante el trámite de este expediente se pudo verificar que la Sedronar en aquellos años nunca conoció ni intentó conocer las necesidades lícitas de las sustancias químicas controladas”.
“Sin perjuicio que los funcionarios que estuvieran a cargo del referido organismo indiquen que no era posible y que nieguen tal responsabilidad, ésa era una de sus obligaciones”, concluyó el representante del Ministerio Público Fiscal sobre el organismo oficial.
Servini procesó a Granero (titular del Sedronar entre junio de 2004 y diciembre de 2011), por la falta de controles que dieron vía libre al desvío de 40 toneladas de efedrina importada entre 2004 y 2008, y que fue vendida al narcotráfico en México para ser usada como precursor químico en la elaboración de cocaína.
Junto a los ex funcionarios procesados, será juzgado como “partícipe necesario del delito de haber introducido al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes”.
Pérez Corradi estuvo prófugo de la Justicia y, al ser capturado en Paraguay en junio del año pasado, fue procesado con prisión preventiva por el tráfico del precursor químico.
Sobre el detenido, el fiscal sostuvo que fue clara “la clandestinidad con la que el imputado decidió comercializar dicha sustancia”.
“En este sentido, el imputado adquirió la efedrina en cuestión sin estar inscripto ante la Sedronar, a pesar de saber que eso era necesario, lo cual es demostrativo del conocimiento que tenía respecto de la actividad ilegal que estaba desarrollando”, agregó.
Zoni remarcó que se adquirió una “desmesurada cantidad de efedrina adquirida frente a las legítimas necesidades sanitarias del país”.

Artículos relacionados