| Escándalo

Renuncia la cúpula de la policía jujeña tras irrumpir en la Universidad

Después del arresto de dos alumnos, renunciaron hoy el jefe y el subjefe de la fuerza de seguridad. Ingresaron en la Facultad sin contar con una orden judicial.

El gobernador Morales con los jefes renunciantes.

El gobernador Morales con los jefes renunciantes.

El jefe y subjefe de la Policía de Jujuy, Aldo Soles y Natalio Ruiz, respectivamente, renunciaron a sus cargos, como consecuencia del escándalo que se generó tras la irrupción de efectivos de esa fuerza de seguridad en la Universidad Nacional de Jujuy para arrestar a dos estudiantes.

Voceros del gobierno provincial anunciaron hoy la “renuncia” de las máximas autoridades de la Policía jujeña y señalaron que en las próximas horas se conocerán los nombres de los reemplazantes, pero esto ocurrirá cuando el gobernador Gerardo Morales, regrese a Jujuy.

El miércoles pasado policías provinciales irrumpieron en la sede de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy, sin contar con una orden judicial, y detuvieron a dos de los asistentes a una fiesta organizada por los estudiantes.

La Policía argumentó que el operativo se llevó a cabo a raíz de una denuncia de vecinos por ruidos molestos, lo que de ningún modo justificaba el arresto de los dos alumnos.

El escándalo se inició porque la Policía provincial no tiene jurisdicción para intervenir en una dependencia nacional, ya que las universidades nacionales son autónomas.

Los detenidos fueron los alumnos Ignacio García y el presidente del Centro de Estudiantes de esa facultad, Joaquín Quispe, quienes fueron alojados por varias horas en la comisaría primera de San Salvador.

Ambos fueron liberados tras la intervención del decano de Ciencias Agrarias, Mario Bonillo, quien se acercó a la sede policial acompañado por un abogado.

“Hubo actuación sobre el marco contravencional, pero actuaron mal, la Policía no debía haber ingresado”, sostuvo el ministro de Seguridad Eker Meyer.


Compartir: 
Etiquetas:  ,