| Internas

Carrió sigue la guerra contra el presidente de la Corte Suprema

La diputada dijo que el fallo de los 75 años es para expulsar a Servini de Cubría, quien lo investiga por una mutual vinculado al Fútbol para Todos.

Lorenzetti está en la mira de Carrió.

Lorenzetti está en la mira de Carrió.

La diputada Elisa Carrió (CC-ARI) no pide ni da tregua en su guerra contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

La legisladora, creadora de la alianza gobernante  acusó a Lorenzetti, de protagonizar un “intento desesperado” contra la jueza federal con competencia electoral María Servini “para que no investigue (la mutual) Pyme Rural y sus negocios”.

Se refirió así al fallo de la Corte de la semana pasada que ratificó el límite de 75 años para que los jueces permanezcan en sus cargos, tal como lo establece la Constitución.

La legisladora nacional consideró que la supuesta maniobra se trata de un caso de “censura y persecución a los jueces” y avisó que “estoy esperando ver qué hace el Consejo de la Magistratura” con la titular del juzgado federal 1, que tiene competencia electoral.

“Esperamos que no haya complicidad del Consejo de la Magistratura”, posteó la diputada aliada a Cambiemos en su cuenta de Twitter.

El Consejo envió, la semana pasada, notas a Servini y a otros 26 jueces federales y nacionales de todo el país que cumplieron 75 años o están próximos a esa edad, para que informen si tienen amparos judiciales que les permitan seguir en el cargo después de superar ese límite.

El paso es previo a determinar si el Consejo intimará a los jueces que superen los 75 años y no cuenten con medidas que avalen su permanencia, para que se acojan a la jubilación.

No obstante, los jueces que lleguen a esa edad pueden requerir una prórroga del mandato por cinco años a través de un nuevo acuerdo del Senado nacional y el aval del Presidente de la Nación.

La Corte Suprema validó la semana pasada el límite de 75 años impuesto por la Constitución Nacional reformada en 1994 para fijar la edad hasta la que pueden actuar los jueces, aunque la jueza Elena Highton de Nolasco, de 74 años, consiguió un amparo que le permite seguir en el máximo tribunal.

Carrió había respaldado a Servini la semana pasada y le pidió al presidente Mauricio Macri que mantenga en el cargo al camarista federal de La Plata Leopoldo Schiffrin, que supera los 75 años, quien de todos modos presentó su renuncia.

“Coincido con las declaraciones públicas de la jueza María Servini de Cubría, este fallo está también digitado en su contra. La Dra. Servini es la única Magistrada en todo el país que tiene abiertas investigaciones en las que está involucrado el Presidente de la Corte”, afirmó Carrió en la carta enviada a Macri.

Servini, de 80 años, criticó la Corte Suprema de Justicia y la acusó de tratar de obligarla a jubilarse por tener a su cargo una denuncia contra el jefe del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, vinculada a la causa de “Fútbol para Todos”.