| Giro

El publicista que estaba desaparecido ahora es investigado por estafa

La fiscalía pidió que se cierre la causa por la búsqueda, pero que se inicie otro expediente por supuesta estafa. Un cheque de 700 mil pesos es motivo de disputa.

Ferrari estuvo una semana desaparecido.

Ferrari estuvo una semana desaparecido.

El publicista Juan Manuel Ferrari será investigado por el posible delito de estafa y evasión impositiva, luego de haber movilizado la semana pasada a las fuerzas de seguridad de todo el país por su imprevista desaparición.

Ahora el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional N°46, Adrián Pérès, solicitó el archivo de la investigación iniciada el pasado 6 de marzo por la desaparición de Ferrari, luego de que fuera encontrado el lunes 13 en la ciudad entrerriana de Federación.

“Además, el representante del Ministerio Público Fiscal requirió la extracción de testimonios a fin de que se investigue si Ferrari incurrió en el delito de estafa, en perjuicio de Gabriel Anibal Campanelli y de “Ixiz Producciones””, informó el sitio Fiscales, de la Procuración.

La actual pareja de Ferrarri denunció su desaparición ante la Prefectura Naval Argentina, el 6 de marzo, cuando no le contestó los mensajes de whatsapp, luego de haber salido de su domicilio en Puerto Madero.

El hombre había sido visto por última vez ese día a la tarde , cuando pasó a visitar a su madre, en la localidad bonaerense de Chacabuco.

Antes había pasado por el comercio de la madre de sus hijos, le dijo que debía ausentarse por un tiempo porque le había salido un negocio y le entregó más dinero que el usual para la manutención de los niños.

El publicista apareció en la tarde del lunes 13, en Federación. En su declaración ante la Subdelegación “Concordia” de la Policía Federal, sostuvo que “desde que se fue de su domicilio ni él ni su familia sufrió ninguna amenaza ni la comisión de ningún otro delito”.

Agregó que se ausentó ya que se dio cuenta que no iba a poder solventar unas deudas que tenía, por lo que “se alejó de sus amigos y su familia para poder pensar con claridad cómo salir de ese problema económico-financiero”.

Ferrari dijo que condujo la camioneta Volkswagen Amarok por distintas provincias, hasta que el sábado 11 de marzo encendió la televisión de la habitación que alquilaba en la localidad misionera de Apóstoles y supo que era buscado.

Entonces compró un télefono celular –ya que el suyo lo había extraviado- y se comunicó con su ex pareja y su abogado.

“En el marco de la investigación para dar con el paradero de Ferrari, la Fiscalía estableció que el publicista podría haber cometido el delito de estafa o defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de Gabriel Anibal Campanelli y de “Ixiz Producciones””, informó la Fiscalía.

Campanelli mantiene una relación comercial con Ferrari, ligada a la publicidad de las carreras de Turismo Carretera. En ese marco, el publicista “engañó al equipo Renault diciéndoles que era apoderado de ‘Ixiz Producciones’, por lo que ilegítimamente cobró el dinero que Renault tenía que entregarle a ‘Ixiz Producciones’ en concepto de publicidad”, agregó el sitio.

Según la fiscalía, Ferrari recibió un cheque de la Asociación Concesionarias Renault Argentina, por más de $700.000, pero le habría pagado menos de un tercio a la productora de Campanelli.

El fiscal Pérès le requirió al juez interinamente a cargo del Juzgado Criminal y Correccional N°24, Jorge de Santo, la extracción de testimonios y la remisión de los mismos a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, para que se sorteé el Juzgado que deberá investigar si el publicista incurrió en el delito de estafa.